Todo lo que se conoce sobre el futuro Samsung Galaxy S6

Todo lo que se conoce sobre el futuro Samsung Galaxy S6

Por muchos años, hemos pensado que el El Galaxy S6 continúa siendo uno de los pocos teléfonos cuyo lanzamiento consigue rivalizar en atención y expectativas con el de un iPhone. Después de las invitaciones oficiales para el próximo 1 de marzo, sólo queda hacer un repaso a todo lo que conocemos del siguiente terminal insignia de Samsung.

Diseño similar al iPhone 6

Los últimos rumores hablan de un terminal cuya carcasa exterior tendría cierta semejanza (la justa, recordemos que hay un juicio de por medio en el que Apple ganó a Samsung por infringir patentes relacionadas con el diseño) a la del iPhone 6 Plus, cuyo tamaño de pantalla ha catapultado las ventas del terminal de Apple a niveles estratosféricos.

Lo interesante, aquí, sin embargo, es que Samsung parece decidida a abandonar el plástico tan criticado de los anteriores Galaxy para apostar, por fin y de manera decidida, por el metal. Una muestra de ello ya lo hemos visto con el Galaxy Alpha y con los nuevos Galaxy A5 y Galaxy A3. No acaba de quedar claro, eso sí, si ese cuerpo metalizado abarcará sólo los bordes o será todo un bloque unibody.

Una potente cámara

La cámara del Galaxy Note 4 es, rivalizando de cerca con la del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, la mejor de 2014. Con el Galaxy S6 parece que Samsung estaría volviendo a repetir la jugada utilizando los sensores IMX240, que ya se rumorearon en su día para el Note 4. Entre otras características, el IMX240 incorpora estabilizador óptico (no digital), del que de nuevo ya hace gala el iPhone 6 Plus.

El aspecto de la cámara parece que todavía no está del todo claro y algunas fuentes aseguran que Samsung se estaría debatiendo entre utilizar 20 megapíxeles y los 16. El hueco para el flash, LED, y el sensor de pulso, se movería desde la parte central del actual Galaxy S5 a un lado del chasis, junto al hueco para la lente y el sensor.

La cámara frontal sería de 5 megapíxeles, probablemente la misma o muy parecida a la que hemos visto ya en el Galaxy A5.

Un nuevo Procesador

Las últimas noticias que tenemos al respecto es que Qualcomm ha perdido un gran cliente importante, y ese cliente parece ser, casi a ciencia cierta, Samsung. Sobre el papel, parece que como en anteriores ocasiones el modelo europeo el nuevo terminal montaría el Snapdragon 810, una auténtica bestia parda, y el asiático el Exynos 7420. Pero reportes de Bloomberg y la caída de un cliente para Qualcomm podrían indicar que será Exynos a nivel global.

En cualquier caso, tanto en el modelo de Qualcomm como con el Exynos estaríamos hablando de dos chips de 64 bits capaces de mover contenido 4k sin despeinarse, además de carga rápida y algún as bajo la manga enfocado, sobre todo, a jugar bien el marketing, como el sensor cardíaco del S5.

Más batería y mayor almacenamiento

Con el Galaxy S6, la mayoría de fuentes y filtraciones indican que el modelo básico daría el salto, por fin, a los 32 GB.

Sobre la batería la mayoría de rumores indican también que nos colocaríamos en torno a los 3000-3200 mAh. Un dato prometedor pero que, de nuevo, no dice demasiado acerca de la duración final de batería que montará el nuevo S6.

La pantalla del S5 nos dejó más bien fríos, en el caso del S6 parece que la apuesta pasará por aumentarla ligeramente, hasta las 5,1-5,2″ pulgadas al tiempo que presumiblemente se reducen los marcos, de los que saldría ese pequeño extra.

Teniendo en cuenta sin embargo lo brutalmente buena que es la pantalla del Galaxy Note 4, AMOLED, es muy probable que la jugada se repite. Pasaríamos del 1080 al Quad HD (1440×2560 pixeles) y los bordes curvados quedarían relegados, por suerte, a su hermano el Galaxy Note Edge, del que parece que también veremos una actualización en el próximo Mobile World Congress.

Fuente: gizmodo.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *