Tesla empieza a crear su red de satélites para llevar Internet a todo el planeta

Tesla empieza a crear su red de satélites para llevar Internet a todo el planeta

La madrugada del jueves pasado, el cohete Falcon 9 de SpaceX despegaba desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral. Contenía en su interior los primeros satélites necesarios para llevar a cabo el nuevo proyecto de Elon Musk llamado Starlink. Musk quiere crear una ‘red de constelaciones satelitales ‘antes de que principales competidoras como OneWeb o Amazon realicen lo propio.

El lanzamiento de los sesenta satélites fue todo un éxito y el acontecimiento pudo verse en streaming a través de YouTube. El cohete Falcon 9 regresó sin daños, aterrizando en una barca en medio del océano Atlántico. La empresa tardará un día adicional en comprobar que todos los satélites que han sido desplegados funcionen de manera correcta. Cada uno de estos ‘pequeños’ satélites tiene un peso de alrededor 227 kilos.

Muy lejos está Spacelink de acercarse a lo que, en un principio, promete Loon, el proyecto similar de llevar Internet a todos los rincones del mundo, llevado a cabo por Google. Gracias a Starlink, Musk espera ingresar pingües beneficios para su propia empresa Space Exploration Technologies. Mientras que Google promete que su ‘Internet global’ sería completamente ‘gratuito’, Starlink de Musk estaría encaminado al cliente de pago.

Según estudios, se necesitarían, al menos, doce lanzamientos de estas características para crear una red de constelaciones satelitales para lograr una cobertura de Internet mundial que funcionase correctamente. Y mientras, a Musk se le acumula la competencia. OneWeb, con respaldo de Airbus SE lanzaba su propio paquete de satélites el pasado mes de febrero. Además, las compañías LeoSat Enterprises y la canadiense TeleSat también tienen, entre sus planes más cercanos, crear redes de datos similares.

En esta nueva red de datos de Internet espacial, los satélites orbitan más cerca de la Tierra que otros satélites de comunicaciones. Gracias a la nueva tecnología láser y chips de ordenador avanzados hará posible que se lancen 2.000 satélites al año. El objetivo es poder colocar en total 12.000 para, a finales de este año o a lo largo de 2020, tener listo el lanzamiento de Starlink.

En el mundo hay zonas en las que la cobertura de Internet es inexistente. Y no tenemos que irnos a aldeas recónditas del continente africano: en la propia Estados Unidos encontramos zonas rurales sin cobertura. Gracias a Starlink estas zonas podrán estar más cerca del resto. Ahora solo resta conocer cuál será el coste por parte del usuario.

Fuente: www.tuexperto.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *