Siemens Combino, el primer tranvía sin conductor

Siemens Combino, el primer tranvía sin conductor

El primer tranvía sin conductores ya está en funcionamiento. Se trata de un tranvía completamente autónomo en la ciudad de Potsdam (Alemania). Es, concretamente, un Siemens Combino, uno de los tranvías más usados a lo largo del planeta, pero reconvertido para ser completamente autónomo, justamente con los mismos sensores usados en la industria del automóvil autónomo.

Fue inaugurado el pasado viernes y ya ha realizado viajes sin conductor completamente reales, fuera de la zona de prácticas. Concretamente, se probó en una vía de unos 6 kilómetros a lo largo de la ciudad Potsdam. Por supuesto, el tranvía estuvo en contacto con el tráfico de coches real de la ciudad, además de los peatones.

Casualmente, este primer tranvía sin conductores ha sido instalado y probado en Alemania, donde también se ha instalado el primer tren de pila de hidrógeno, para poder llevar los trenes eléctricos a aquellos sitios donde no hay vías electrificadas para trenes.

De hecho, y tal y como cuenta The Guardian, que se subió en esta prueba realizada el viernes, los empleados de Siemens lanzaron un carrito de bebé a las vías mientras estaba circulando el tranvía y, como se esperaba, el tranvía identificó que había un objeto y frenó. Pero para continuar a la marcha, tras este incidente (producido adrede, claro), tuvo que ser un humano quien activase de nuevo el sistema autónomo del vehículo.

Además, usan diversos sistemas de Inteligencia Artificial para interpretar todas esas imágenes y datos extraídos por los sensores. Esto permite que se pueda monitorear todo aquello que esté a una distancia máxima de 70 metros aun yendo a una velocidad de 80 kilómetros por hora.

«Al hacer que los trenes y la infraestructura sean inteligentes, podemos garantizar la disponibilidad y mejorar la seguridad en los viajes locales y de larga distancia», ha explicado Sabrina Soussan, directora ejecutiva de Siemens Mobility.

Además, y con respecto a una de las preocupaciones de estos vehículos autónomos, se han comprometido a seguir manteniendo a los conductores de los tranvías, pero reubicados en otras tareas; por ejemplo, y para no incurrir en recortes, tal y como se han comprometido, los conductores pasarán a ayudar al pasaje, como por ejemplo personas con discapacidades o personas con carritos.

«Nuestra principal prioridad es la seguridad», ha explicado Oliver Glaser, el gerente de ViP, la compañía que está probando estos tranvías autónomos, dejando ver que no es el abaratamiento de costes lo importante. Una cámara y un sensor LiDAR ve mucho mejor que un humano, además de que su tiempo de reacción es muy inferior, de ahí que se consiga mucha más seguridad.

Fuente: omicrono.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *