Servicio de la banca móvil promete un gran futuro en las entidades bancarias de los EE.UU.

Servicio de la banca móvil promete un gran futuro en las entidades bancarias de los EE.UU.

Stephan Roulland solía caminar a la agencia más cercana de su banco cada vez que quería depositar un cheque en la cuenta de su empresa, lo cual le hacía desperdiciar casi una hora. Ahora, este dueño de una firma tecnológica toma una foto del cheque con su celular a través de la aplicación de banca móvil de Bank of the West, una filial del francés BNP Paribas SA, y lo deposita sin salir de su oficina. “Me ahorra mucho tiempo”, dice Roulland.

En momentos en que los bancos sufren por aumentar sus ingresos y ganancias, la banca móvil surge como un arma vital en la batalla para retener clientes y reducir gastos. El costo promedio de una transacción móvil para un banco en Estados Unidos es de 10 centavos de dólar, la mitad de lo que cuesta una operación realizada desde una PC de escritorio y mucho menos que el US$1,25 que vale en promedio una transacción por cajero automático, según la firma de investigación Javelin Strategy & Research.

No obstante, el aumento de la popularidad de los teléfonos inteligentes y las tabletas también representa un reto para los bancos. Los clientes esperan que les ofrezcan una gran variedad de servicios móviles, desde funciones sencillas como consultas de saldo y transferencias hasta operaciones más complicadas como pagos de facturas mediante fotos. Cuando los bancos no satisfacen estas expectativas, algunos clientes simplemente se van.

Alrededor de 60% de los usuarios de smartphones y tabletas de EE.UU. que cambiaron de banco en el último trimestre del año pasado dijeron que la banca móvil fue un factor importante en su decisión, frente a apenas 7% en el segundo trimestre de 2010, según datos compilados por la consultora neoyorquina AlixPartners.

“Es el segmento de más rápido crecimiento de la división de consumo”, dice Timothy Sloan, director financiero de Wells Fargo WFC -0.55%  & Co. El banco indica que 40% de sus clientes con cuentas son usuarios activos de su servicio de banca móvil, principalmente para depositar cheques, transferir fondos entre cuentas y revisar balances.

La banca móvil aún tiene escépticos, en parte por razones de seguridad. El porcentaje de clientes que citan esos temores como un elemento disuasivo para usar servicios con esa tecnología fue de 41% en julio de 2013, no lejos del 45% de hace dos años, de acuerdo con Javelin.

Sin embargo, a medida que crece el uso de aparatos móviles, más clientes se están animando a probarlo. “El mundo se está volviendo rápidamente móvil, y si los bancos no lo son, se están quedando atrás”, señala Robert Meara, analista sénior de la consultora y firma de investigación de servicios financieros Celent.

Fuente: online.wsj.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *