Samsung y Apple acuerdan con las operadoras de telefonía para lanzar tarjetas eSIM

Samsung y Apple acuerdan con las operadoras de telefonía para lanzar tarjetas eSIM

Samsung y Apple acaban de unirse a las negociaciones con la industria de la telefonía móvil para lanzar tarjetas eSIM. La asociación GSMA engloba a los principales actores de la industria y en breve va a presentar un estándar de tarjetas SIM embebidas (eSIM) para dispositivos de electrónica de consumo.

Las tarjetas eSIM están integradas en el dispositivo; no se pueden extraer como las actuales SIM (módulo de identificación de suscriptor). Sin embargo, no hace falta cambiarlas para pasar a otro operador. De esa forma, la eSIM de smartphones, tabletas, dispositivos vestibles y otros equipos va a ser compatible con cualquier compañía de móviles. Los datos se actualizarán por el aire (over the air).

Eso no significa que se elimine la necesidad de identificar al usuario, sino todo lo contrario. Lo que la industria pretende es que el móvil sea un instrumento único de identificación del usuario y de todas sus actividades y todas sus suscripciones. De momento, ya ha muchos operadores móviles que patrocinan el futuro estándar de eSIM, como Telefónica, Vodafone, Deutsche Telekom, AT&T entre otros.

La GSMA confía en finalizar las especificaciones técnicas en breve, gracias al apoyo mayoritario de los operadores móviles de todo el mundo. Así, la Asociación prevé que los primeros dispositivos (smartphones, tabletas y demás) con eSIM empiecen a comercializarse a lo largo del próximo año 2016.

La idea de la GSMA es embarcar a Samsung y Apple en una solución estandarizada para la industria. El punto de partida son las especificaciones que la GSMA lanzaba este mismo año de tarjetas eSIM para el mercado M2M (Machine to Machine), que ahora pretende extender a dispositivos de consumo.

Esa solución ofrece diversas ventajas para los fabricantes. Permite una distribución flexible a nivel mundial. La selección de la suscripción del operador se realizar durante la activación en el país de destino. Además permite cambiar de operador durante la vida del producto. También reduce costes por la consecución de economías de escala.

El objetivo final de la GSMA con este estándar de eSIM es evitar la fragmentación del mercado con soluciones técnicas incompatibles. Como muestra, el año pasado Apple mostraba su propia tarjeta SIM para los modelos de iPad más grandes, que ha sido adoptada por muy pocos operadores móviles. Otros dispositivos de consumo que pueden beneficiarse de la integración de eSIM son los de Internet de las Cosas (IoT).

Fuente: tuexperto.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *