NVIDIA apunta a la industria automotriz en busca de nuevos mercados

NVIDIA apunta a la industria automotriz en busca de nuevos mercados

NVIDIA, empresa multinacional especialista en el desarrollo de unidades de procesamiento gráfico y tecnologías de circuitos integrados para estaciones de trabajo, computadoras y dispositivos móviles, no cesa su constante búsqueda por nuevos mercados en donde expandirse. La industria automotriz es actualmente uno de los grandes objetivos a los que apunta en su afán por llevar su experiencia en procesadores móviles de aplicaciones hacia nuevos horizontes.

Durante años, Nvidia ha intentado ofrecer un chip SoC móvil para reproductores de medios, asistentes personales digitales, smartphones y tablets. Los automóviles modernos usan tecnología de cómputo para muchas cosas, incluyendo entretenimiento de a bordo.

Nvidia logró firmar un contrato con Audi en el año 2011 y desde 2012 en adelante varios vehículos de la empresa comenzaron a usar procesadores Tegra para entretenimiento y sistemas de navegación. A pesar de que esos sistemas no son de misión crítica para los autos, necesitan ser en extremo robustos. Nvidia no podía simplemente instalar a sus chips Tegra en los Audi; tuvo que rediseñar los chips para otorgarles máxima confiabilidad y crear un software que funcionara a la perfección el 100 por ciento del tiempo.

Actualmente, los chips de Nvidia se encuentran dentro de varios sistemas dentro de los automóviles Audi, Lamborghini y Tesla, pero en el futuro la compañía quiere que sus chips sean el cerebro de los autos.

Este año, Nvidia presentó su plataforma Nvidia Drive para computadoras automotrices. Actualmente, la compañía ofrece Drive PX, para desarrollar funcionalidad de piloto automático, y Drive CX, para crear sistemas digitales de a bordo de avanzada. Drive PX presenta dos SoCs Tegra X1, cuenta con entradas para 12 cámaras de alta resolución y puede procesar un volumen de información visual de hasta 1,3 gigapixeles por segundo.

Para acercarse a sus rivales, Nvidia quiere estar en los sistemas de manejo automático de los autos del futuro con chips extremadamente avanzados. La compañía posee poderosas arquitecturas de procesamiento gráfico, las cuales pueden usarse para cargas de trabajo masivamente paralelas tales como las que se manejan en el reconocimiento de imágenes, al igual que varios poderosos procesadores de propósito general para diversas tareas seriales (no paralelas).

En el futuro, Nvidia probablemente tenga que integrar núcleos ARM Cortex-R para procesamiento de tiempo real en sus chips Tegra o en su plataforma Drive. Hay además muchas otras tecnologías que Nvidia necesitará licenciar o desarrollar para sus futuras soluciones automotrices. Pero la compañía parece preparada para emprender un largo viaje, el cual recién está comenzando.





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *