Nuevos teléfonos móviles comienzan a incorporar sensores de temperatura corporal

Durante el descenso de la presente pandemia, la toma de temperatura se ha convertido en un procedimiento imprescindible para acceder a establecimientos como el dentista, la peluquería y los mercados; y también para cruzar una frontera o acceder al transporte público en algunos países.

Por tal motivo, se ha extendido el uso de termómetros que funcionan con infrarrojos y que miden la temperatura al instante. Esta idea ha llegado hasta los desarrolladores de teléfonos inteligentes, que están empezando a incorporar sensores térmicos en sus dispositivos.

Es el caso de Huawei, que recientemente ha lanzado los modelos Honor Play 4 y Play 4 Pro (de momento, solo disponibles en China) y que incorporan entre sus novedades un termómetro. En un vídeo publicado en la red social china Weibo, la compañía demuestra cómo funciona la herramienta.

El sensor, integrado en el bloque de la cámara trasera, permite tomar la temperatura al abrir la app y acercar el dispositivo a la frente, de la misma forma que funcionan los termómetros por infrarrojos que se utilizan para el acceso a los establecimientos. El sensor que incorporan estos dispositivos mide la temperatura con un margen que va entre -20 y 100 grados centígrados, según indican las especificaciones técnicas de estos dos modelos.

Este amplio rango de medición está muy lejos del que suelen tener los termómetros digitales, que pueden detectar temperaturas entre los 32 y los 42,9 grados centígrados. ¿Es la tecnología del móvil la que permite ampliar este rango y detectar muchas más variaciones? “El procesador, la memoria y el resto de elementos del teléfono no influyen en su capacidad para detectar la temperatura con precisión.

Ahora bien, que este termómetro incorporado sea mejor o peor no depende del móvil, sino de la calidad del sensor térmico que se utilice”, explica Rafael Socas, profesor del laboratorio de base de datos y sistemas distribuidos de UTAD. “En cualquier caso, entiendo que de momento se trata de un dato orientativo y que no tiene la validez de un termómetro médico”.

Los sensores de infrarrojos como los que incorporan estos móviles son menos precisos que los termómetros que miden la temperatura interna. Sin embargo, son también más baratos y ya están integrados en los teléfonos inteligentes, que normalmente los utilizan, por ejemplo, para desbloquear el dispositivo.

La compañía china presume de ser la primera marca que incorpora un termómetro corporal, pero hay otros dispositivos que también pueden detectar cambios de temperatura. Es el caso de los teléfonos rugerizados, aquellos diseñados para seguir funcionando en condiciones extremas que podrían dañar la electrónica y la integridad estructural de los móviles convencionales.

Para saber si este es el principio de una nueva tendencia de teléfonos-termómetro habrá que ver qué sucede en China. Esta es la opinión de Rafael Socas, que explica que el éxito de esta iniciativa dependerá de la demanda del mercado. “Si su uso se extiende, los próximos fabricantes seguramente sigan los pasos de Huawei e incorporen estos sensores”, explica.

Fuente: https://elpais.com/tecnologia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

Reciba Gratis nuestro boletín diario para estar al día con las últimas noticias tecnológicas. Suscribase.

¡Gracias por Visitarnos!

Ingrese su Correo Electrónico:

Categorías
Archivos