Nest, el termostato inteligente del siglo XXI

Nest, el termostato inteligente del siglo XXI

El termostato es considerado en muchos hogares como el bien doméstico más utilizado y al que menos atención se le presta. No ha evolucionado mucho en los últimos años pese a que vivimos en una era en la que hasta las tostadoras tienen pantallas LCD, y siempre recurrimos a él cuando las condiciones climatológicas nos abruman.

Por eso hay quizás una necesidad de actualizar este aparato de uso común, y por eso llega Nest, un proyecto creado, entre otros, por dos brillantes mentes, Tony Fadell, ex Vice presidente de la división iPod de Apple, y Sebastián Thrun, parte del equipo de Google encargado del sistema de coches sin conductor, junto a otro genio, Yoky Matsuoka, especialista en robótica del MIT.

Nest es un termostato inteligente para el hogar del siglo XXI, con un diseño realmente original, que aprende de nuestros hábitos para controlar automáticamente la temperatura de la casa. El novedoso termostato está continuamente conectado a la red, de modo que puede ser controlado y programado desde dispositivos externos, como un smartphone, a través de una aplicación o mediante una interfaz web.

Gracias a su algoritmo de aprendizaje incluido en su programación, cada vez que lo utilizamos, aprende un poco más acerca de nuestras costumbres, y tras unos días, ya es capaz de auto programarse para que la temperatura de la habitación sea agradable.

Pero no solo eso, con sensores de movimiento, Nest puede detectar en qué momentos no hay gente en el domicilio de modo que pueda ponerse automáticamente en reposo. Cuando nos acercamos, la pantalla del termostato se enciende automáticamente en previsión de cualquier cambio que deseemos hacer en la configuración, o simplemente para mostrarnos la temperatura actual de la sala.

El termómetro del termostato, basado en tecnología micro-electro-mecánica, es muy preciso, y puede detectar hasta los más mínimos cambios de temperatura para adaptar la potencia de salida, haciendo que los costos en calefacción o ventilación sean siempre los más bajos posibles. Habrá que ir probando esta nueva maravilla para constatar si es verdad tanta bondades.

Fuente: nest.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *