Los orígenes del control remoto para televisión

Los orígenes del control remoto para televisión

Todo comenzó por algo con lo que los televidentes del siglo XXI todavía se pueden identificar: enojo por los anuncios comerciales.

Era 1950 y en Estados Unidos el presidente de Zenith Electronics, Eugene F. McDonald, les planteó un reto a los ingenieros de la compañía.

El deseo de McDonald inició una revolución, pues cambió la forma en cómo vemos la televisión, menos como un observador pasivo y más como un supervisor sin piedad.

El dispositivo de cambio de canales de Zenith, creado por el ingeniero Eugene Polley y lanzando en 1955. fue llamado “Flasmatic”. “Él no era un ingeniero eléctrico, sino uno mecánico”, dice John Taylor, el historiador de Zenith y también director de prensa de la compañía matriz LG, donde laboraba Polley.

Hubo varios dispositivos que servían para cambiar los canales de televisión, pero estaban conectados al aparato en sí por un cordón umbilical. El más famoso fue el de Zenith, llamada Lazy Bones, que permitía al usuario prender y apagar la televisión y cambiar canales, pero no silenciar esos molestos anuncios comerciales.

El primer control remoto operaba con una luz, pero no eran tan funcional como se esperaba. El Flashmatic estaba completamente separado del televisor. Se usaba “dirigiendo una luz hacía un sensor en la esquina de la pantalla”, dice Taylor.

“Esto permitía al espectador silenciar el sonido, cambiar los canales hacia arriba o hacia abajo, todo al hacer parpadear el botón en la esquina de la pantalla”, explica.

Sin embargo, había un gran problema con el dispositivo de la era espacial de Zenith.

Los cuatro sensores en las esquinas de la pantalla eran sensibles a más de una luz: “Dependiendo de dónde estuviera colocada la televisión en la sala, a medida que salía el sol podía apagar o cambiar los canales de la televisión”, refiere Taylor.

Zenith volvió a las mesas de dibujo, en esta ocasión al escritorio de uno de sus ingenieros eléctricos, un físico llamado Robert Adler.

La invención de Adler eliminó los rayos de luz del Flashmatic. Tuvo que idear una nueva forma para que el control remoto pudiera “hablar” con la televisión.

El nuevo control remoto de Zenith, llamado Comando Espacial, era un dispositivo ultrasónico que utilizaba martillos que golpeaban varillas de aluminio dentro del control remoto.

Hacían sonar ciertas frecuencias, lo que obligaba al televisor a encenderse o apagarse, cambiar el canal, silenciarse o reactivar el sonido.

El escritor de cultura, Steven Beschloss, dice que el Comando Espacial era elegante y simple.

“La clave de su atractivo, creo, era su claridad de propósito. Sólo tenía algunas funciones y el usuario podía disfrutar de una operación simple y fácil. Está muy lejos de muchos de nuestros mandos a distancia más complicados de hoy”, explica Beschloss.

El Comando Espacial parecía un accesorio de Star Trek, con sólo cuatro botones sobresalientes, nada parecido a los dispositivos actuales que tienen docenas de botones rectangulares de plástico.

Los botones golpeaban las varillas con un sonido casi silencioso, pero marcó el comienzo de la era de los controles remotos de ultrasonido, un método que se utilizó hasta bien entrada la década de 1980.

Fuente: elcomercio.pe





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *