La NSA hackeó los servidores de Huawei para espiar la avanzada tecnología de dicha firma

La NSA hackeó los servidores de Huawei para espiar la avanzada tecnología de dicha firma

El fabricante chino de teléfonos e infraestructuras de red figura desde hace años en la lista de empresas sospechosas de colaborar con las autoridades chinas para espiar a otros países aprovechando su posición de líder mundial en la industria de las telecomunicaciones.

Estados Unidos, uno de sus mayores críticos, ha llegado a solicitar a sus aliados que no utilicen servidores y tecnologías de Huawei en sus redes telefónicas y de internet alegando que podrían tener agujeros de seguridad especialmente introducidos a petición de China.

Sea como fuere, de acuerdo con las filtraciones de Edward Snowden reproducidas por el diario The New York Times, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) habría accedido a los servidores de Huawei para espiar las tecnologías de la firma e introducir sus propias puertas traseras.

La documentación facilitada por Snowden refleja que Estados Unidos lanzó un programa con nombre en clave Shotgiant (gigante disparado), cuyo objetivo era en primer lugar dilucidar si existían lazos entre Huawei y el espionaje chino.

Las imágenes de la presentación interna a la que ha tenido acceso el New York Times, con fecha de 2010, no confirman ni desmienten dicha conexión, pero sí revelan que los expertos de la NSA accedieron con éxito a los ordenadores de las oficinas centrales de Huawei y que han conseguido desarrollar sus propias tecnologías para hackear los sistemas desarrollados por el fabricante.

La NSA no solo se mostraba interesada en las antenas telefónicas y los equipos de red industriales de Huawei, sino también en sus cables submarinos, que podrían ser utilizados para acceder a “objetivos de alta prioridad” como Irán, Afganistán, Paquistán, Kenia y Cuba.

Washington y Pekín llevan años cruzándose acusaciones de ciberespionaje. Desde Estados Unidos se sospecha que una parte importante de los ataques lanzados de forma continua contra grandes grupos industriales y las principales firmas de Silicon Valley son obra de los expertos en seguridad electrónica del gobierno chino, que después compartiría sus hallazgos con compañías locales para mejorar su competitividad.

Visto en: engadget.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *