Jeff Bezos, Microsoft y otros grandes están apostando por la energía de fusión

La ciudad canadiense de Burnaby, Columbia Británica, es similar a la mayoría de las ciudades dormitorios que existen en América del Norte. Donde la mayoría de sus residentes viajan a ciudades vecinas a trabajar –en este caso proveniente de Vancouver– todas las mañanas y luego regresan a sus hogares suburbanos por la noche.

Sin embargo, hay una cosa que distingue a Burnaby de otras: a la vuelta de la esquina de uno de los dos almacenes “solo para miembros” Costcos de la ciudad, se encuentra la sede de una pequeña startup que se acerca cada vez más a la solución de los problemas energéticos del planeta y se conecta a un mercado, aún intacto, valorado en billones de dólares.

Se trata de General Fusion. Esta nueva startup no se parece a las empresas emergentes de Silicon Valley, con fundadores excéntricos, rápido crecimiento y millones en ingresos, aunque sí cuenta con Jeff Bezos, Microsoft, entre otros como inversionistas y socios.

Este proyecto fue iniciado en 2002 por el físico Michel Laberge, para entonces de 40 años de edad, quien dejó un trabajo lucrativo en una empresa de impresión láser para seguir una pasión poco convencional: el desarrollo de la energía de fusión (que es la energía liberada al realizarse una reacción de fusión nuclear).

Laberge, que ahora es el científico jefe de la compañía, se sintió atraído por la fusión nuclear debido a sus posibilidades de cambio mundial. A diferencia de la fisión nuclear, que consiste en dividir los átomos más pesados ​​para crear otros más livianos y que puede producir residuos radiactivos, la fusión no produce gases dañinos para el medio ambiente, no genera residuos nucleares, no se puede convertir en un arma y es casi imposible que cause un derrumbe de la central eléctrica.

La fusión se produce cuando dos átomos de luz se fusionan para formar uno más pesado, creando energía en el proceso. Es el mismo proceso que alimenta el sol y las estrellas.

También utiliza deuterio, un átomo que se encuentra en el hidrógeno, que es un ingrediente clave en el agua, por lo que hay poco riesgo de quedarse sin los átomos necesarios para hacer la fusión.

No es de extrañar entonces, que multimillonarios cómo Bezos, compañías como Cenovus Energy y otros, hayan invertido más de $127 millones (€112,7 millones) en General Fusion, según el sitio Crunchbase.

Hasta ahora, nadie ha comercializado la fusión nuclear, pero la competencia está en ser el primero en descubrirlo.

Quienquiera que lo logre, podrá llevar energía a los más de 1.000 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad o a autos eléctricos. Así como también ayudar a las compañías a operar negocios sin tener que crear emisiones dañinas. Asimismo, verán un retorno masivo de sus inversiones.

Fuente: www.cnbc.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

Reciba Gratis nuestro boletín diario para estar al día con las últimas noticias tecnológicas. Suscribase.

¡Gracias por Visitarnos!

Ingrese su Correo Electrónico:

Categorías
Archivos