Holanda: Investigadores trabajan en un plástico derivado de las plantas

Holanda: Investigadores trabajan en un plástico derivado de las plantas

Hoy en día la mayoría de los plásticos procede de derivados del petróleo, toda vez que son materias primas baratas y muy abundantes; sin embargo, la mayoría de materiales plásticos no son biodegradables y no todo el mundo recicla estos materiales.

Cabe mencionar, que los primeros materiales plásticos se fabricaban a partir de resinas vegetales como la celulosa, la cáscara de la avena o aceites de semillas que se quemaban y producían un gas que, a través de un catalizador, servía para generar el plástico.

Regresando al método clásico para contribuir a disminuir la dependencia del petróleo, un equipo de la Universidad de Utrecht (Holanda) ha trabajado con distintos catalizadores con la idea de producir plástico a partir de maderas o hierbas.

El equipo de la Universidad de Utrecht especializado en química inorgánica y dirigido por Krijn P. de Jong, comenzó a probar distintos catalizadores que permitiesen lograr, tras la quema del material base, el gas de síntesis (una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono) necesario para desarrollar el plástico.

Con este gas y el catalizador se pueden producir los alquenos que, tras ensartarse, producen el plástico. El problema de los catalizadores, que normalmente estaban basados en el hierro, es que generan gran cantidad de metano y polvo de carbono que dificultan el proceso al tener que retirarse estos subproductos.

Trabajando con gránulos de hierro, de 20 nanómetros de tamaño, separados uniformemente entre sí a los que les añadieron sodio y azufre, mejoraron la eficacia del proceso pero, por curioso que parezca, el desarrollo de esta mezcla fue fruto de la casualidad.

Si bien estaban trabajando con los gránulos de hierro, la muestra se contaminó con sodio y azufre pero, curiosamente, el rendimiento fue un 50% mayor que las pruebas realizadas con anterioridad, permitiendo transformar un 60% del gas de síntesis en alquenos.

Con esta mejora en el rendimiento de los catalizadores, los investigadores quieren seguir mejorando la composición para obtener la soñada cifra de un 100% de rendimiento y, a partir de ahí, pasar a la siguiente fase de su investigación que permitirá probar el catalizador con maderas y pastos quemados para desarrollar un plástico 100% vegetal.

Fuente: latimes





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *