Garmin Forerunner 225, reloj deportivo con GPS y sensor de frecuencia cardíaca

Garmin Forerunner 225, reloj deportivo con GPS y sensor de frecuencia cardíaca

Todo el control de tu cuerpo, ahora en tu muñeca Ya no es necesario que dispongas de una cinta para conocer tu frecuencia cardíaca, porque el nuevo reloj deportivo con GPS de Garmin dispone de sensores especiales en su parte posterior que hacen ese trabajo muy fácil. Céntrate en tus entrenamientos y deja que tu corazón hable con Garmin Forerunner 225.

Un atractivo e innovador sistema que simplifica enormemente los entrenamientos y que pone a disposición de los usuarios la mejor tecnología en un sólo producto, además de una completa información que ayuda a conocer datos y valores importantes para mejorar los objetivos día a día.

Sensores LEDS

Garmin Forerunner 225 ofrece la frecuencia cardiaca sin necesidad de una cinta y, además, cuenta con diversas innovaciones a la hora de mejorar la forma de calcular el esfuerzo de los usuarios.

¿Cómo es capaz de proporcionar los datos de frecuencia cardíaca? Gracias a un avanzado sensor óptico fabricado por la compañía MIO que proyecta luz en la piel y calcula la cantidad de luz devuelta. Dado que existen ligeros cambios mientras la sangre bombea por la muñeca, el sensor detecta estos cambios y emplea un sofisticado proceso de filtrado para determinar la frecuencia cardíaca del usuario.

Calculando el esfuerzo físico

Para calcular y proporcionar información sobre el esfuerzo, Forerunner 225 incorpora un indicador de distintos colores que determina la zona de frecuencia cardiaca y las pulsaciones por minuto en tiempo real. Así, cuando este indicador se encuentra en color gris, significa que el usuario se encuentra en zona de calentamiento o, lo que es lo mismo, que comienza al 50% de la frecuencia cardiaca máxima; si se detecta en zona azul, se traduce en zona de ritmo suave, equivalente al 60% del máximo; el color verde representa la zona de aeróbic y comienza al 70% del máximo; mientras, el naranja es el umbral, que comienza al 80% del máximo y el rojo es la zona de frecuencia cardíaca máxima, que comienza al 90%.

Además de integrar un GPS que calcula la distancia y el ritmo del deportista, Garmin Forerunner 225 dispone de un acelerómetro que capta los datos relativos a distancia y ritmo cuando se practica ejercicio en una pista de interior o en una cinta de correr, sin necesidad de añadir un podómetro.

Incluso, posee la función de monitor de actividad, puesto que cuenta los pasos y las calorías quemadas a lo largo del día y recuerda al usuario que tiene que moverse tras más de una hora de inactividad. Tan sólo es necesario caminar durante un par de minutos para restablecer el indicador de inactividad del producto.

Conexión vía online permanente

Cuando se vincula con teléfonos compatibles, Garmin Forerunner 225 aporta funciones de conexión, como la carga automática de datos a la comunidad online gratuita Garmin Connect, en la que se puede guardar, planificar y compartir las actividades.

Una vez descargada y vinculada con el smartphone, el dispositivo transfiere automáticamente, y siempre que se encuentre en el área de alcance del teléfono, los datos previamente almacenados en el reloj deportivo.

Entre las funciones de conexión adicionales, se encuentra seguimiento en tiempo real, que permite a los amigos y a otros aficionados seguir los pasos y estadísticas del usuario en tiempo real. A ello se une la posibilidad de compartir las actividades en las redes sociales publicando actualizaciones a través de la aplicación.

Fuente: noticiasdot.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *