Felix Baumgartner cayó más rápido de lo que se creía según últimos datos

Felix Baumgartner cayó más rápido de lo que se creía según últimos datos

Según informes iniciales apuntaban a que el cuerpo de Felix Baumgartner había alcanzado una velocidad Mach 1,24, superando de esta manera la velocidad del sonido. Ahora bien, según últimos datos dados a conocer por Red Bull indican que en realidad llegó a Mach 1,25, es decir, 377,1 metros por segundo, o 1.357 km/h.

Dichos datos aparecen ahora, luego de haber transcurrido cuatro meses después del salto, debido a que todavía se está validando la información de la hazaña, que debe ser certificada por la Federation Aeronautique Internationale, organización que regula los eventos aeronáuticos y registra los récords en este ámbito.

Red Bull Stratos publicó hoy lo que serían los datos finales de la caída libre del 14 de octubre, y que son los siguientes:

  • La altura desde la cual se realizó el salto fue de 38.969,4 metros, ligeramente por debajo de los 39.044,8 metros reportados inicialmente.
  • El ritmo cardíaco de Baumgartner llegó a 185 latidos por minuto cuando salió de la cápsula, y varió entre 155 y 175 latidos por minuto durante la caída. Estaba en 169 cuando llegó a Mach 1,25. Mientras estaba subiendo, los latidos iban entre 40 y 100 por minuto.
  • El ritmo de respiración alcanzó un máximo de entre 30 y 43 aspiraciones por minuto durante la caída.
  • Durante 25,2 segundos, Baumgartner experimentó la falta de gravedad en la parte inicial de la caída libre.
  • Giró en un ángulo entre 65 y 90 grados (“flat spin”) durante 13 segundos, periodo en que alcanzó una tasa máxima de 60 revoluciones por minuto.
  • El medidor de fuerza G en la pulsera de Baumgartner nunca llegó a los seis segundos seguidos de 3.5G, que habrían activado el paracaídas de estabilización. Su cabeza se mantuvo bajo 2G cuando giraba.

Baumgartner es el primer ser humano en romper la barrera del sonido con su cuerpo. Él describió la sensación así: “Se siente como si estuvieras flotando en el espacio, y luego tomas velocidad muy rápido – pero no sientes el aire, porque la densidad es tan baja. Por casi 35 segundos no podía sentir el aire alrededor mío porque básicamente no había. Esa sensación de impotencia es molesta como un paracaidista de caída libre profesional. Y luego cuando finalmente entras a la capa de aire más denso, debes mantenerte completamente simétrico porque si no empiezas a girar, que es lo que me pasó a mi”.

Todavía no está claro cuándo se declararán de forma oficial los récords que rompió Baumgartner y Red Bull Stratos con esta prueba. La compañía auspiciadora indicó que seguirá analizando información, la que podría terminar siendo utilizada en publicaciones científicas y conferencias. Cabe recordar que nuevas tecnologías debieron desarrollarse para hacer posible el apoteósico salto.

Visto en: fayerwayer.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *