Factores claves hacia la adopción de pagos digitales

Factores claves hacia la adopción de pagos digitales

Aunque muchos dicen que la adopción de pagos digitales ha sido lenta y que algunas regiones están avanzando más rápido que otras, la verdad es que los pagos digitales ya se hacen realidad. Esto queda en manifiesto en el formato que estamos utilizando y en la forma en que estamos pagamos.

Es posible apreciar que los consumidores están mucho más conectados en América Latina. Se conectan en sus hogares y a través de sus teléfonos móviles.

El mercado de Latinoamérica es el cuarto más grande del mundo1, con cerca de 326 millones de personas utilizando teléfonos inteligentes u otros dispositivos móviles. Y la forma en que utilizan estos equipos también está evolucionando, ya que el 54% de los usuarios de teléfonos inteligentes en América Latina han hecho compras móviles (o comercio móvil) a través de Internet2; y cerca de 22 millones de usuarios nuevos3 planean unirse pronto al comercio móvil.

¿Qué puede hacer el sector público para facilitar la adopción de pagos digitales a mayor velocidad? Como se habló en la reciente conferencia tecnológica Emerge Americas 2016, la clave está en los consumidores. Ellos están empezando a prestar atención a las nuevas tecnologías y demuestran estar abiertos a diferentes opciones de pago, pero para poder hacer de los pagos electrónicos una realidad, será necesario que los stakeholders claves en la región tengan en cuenta algunos factores claves que pueden impulsar el comportamiento del consumidor.

  1. Resolver un problema real para los consumidores: esto aplica a casi todo y fue la clave del éxito de compañías como Uber y Spotify. Para un negocio, una app, hasta para un método de pago debemos resolver una necesidad del cliente para ser exitosos.

Este enfoque centrado en el cliente nos permite utilizar la tecnología efectivamente para ayudarlos a ahorrar tiempo, ofrecer una mejor experiencia de compras, o agregar un nivel de conveniencia avanzado. Los consumidores no tienden a adoptar una tecnología nueva si esta no resuelve un problema real para ellos.

  1. Ofrecer buena experiencia para el cliente y un alto nivel de seguridad: “Las expectativas del consumidor se han incrementado. Por esto las compañías deben proporcionar experiencias de pago convincentes y seguras, para cumplir con las demandas del mundo interconectado en el que vivimos. Un gran ejemplo de esto de esto se puede ver en el caso de Qkr! en Chile durante la Copa América del año pasado. A través de esta app de MasterCard, los consumidores pudieron hacer pedidos y pagar por alimentos en el estadio de fútbol sin tener que abandonar sus asientos, reduciendo el tiempo de espera para hacer un pedido o pagar la cuenta. Este es tan solo un ejemplo de cómo pueden los pagos mejorar una experiencia de marca”, explica Daniel Cohen, director de Pagos Digitales e Inclusión Financiera para América Latina y el Caribe de MasterCard.
  2. Integrar programas de lealtad: Los consumidores necesitan motivación y la lealtad y recompensas han sido inmensamente efectivas como incentivo para el consumidor. ¿A quién no le gusta un café gratis después de cierta cantidad de compras o un obsequio sin costo después de gastar cierto monto? Un programa de lealtad puede ser un catalizador para aumentar la adopción de elementos tales como pagos móviles.
  3. Crear una conexión emocional con la marca: Los consumidores se ven influenciados por sus emociones, las que dan forma a las actitudes que generan las decisiones y el comportamiento. Para promover y construir la lealtad de marca, la forma en la que impactamos a los consumidores en el espacio digital será clave. Hay algunas marcas que ya cuentan con éxito logrando esta conexión con el consumidor y esta es una de las razones por la que continuamos apalancando nuestra campaña Priceless – que ha estado activa durante casi 18 años.





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *