Estudio revela que dormir mucho puede afectar nuestra memoria

Estudio revela que dormir mucho puede afectar nuestra memoria

Se ha demostrado científicamente que dormir poco puede tener serias consecuencias para nuestro cerebro. Sin embargo, no estaba muy claro qué ocurre cuando dormimos demasiado. Investigadores han encontrado ahora una similitud directa entre dormir pocas horas (cinco o menos) y muchas (nueve o más): ambos hábitos pueden afectar a tu memoria a largo plazo.

A estas conclusiones se ha llegado luego de un trabajo realizado por investigadores del Nurses’ Health Study, una organización asociada a la Escuela Médica de Harvard que lleva desde 1976 estudiando la salud de la mujer con investigaciones realizadas a lo largo de varias décadas. En este caso, se analizaron los hábitos de sueño de 15.385 mujeres enfermeras entre 1986 y el 2000.

Los resultados, publicados en la web, para ser exactos en el Journal of the American Geriatrics Society, muestran que las mujeres que durmieron 5 horas o menos durante varios años obtuvieron peores resultados en los tests cognitivos que las que durmieron 7 u 8 horas de forma habitual. Lo sorprendente es que las que durmieron de media más horas de lo habitual, 9 o más, también presentaron problemas de memoria con el paso del tiempo.

Según sus estimaciones, las mujeres que durmieron mucho o poco durante varios años al final presentaban una edad cognitiva dos años más envejecida en comparación con las que durmieron 7 u 8 horas. En otras palabras: lo ideal para no perder facultades cognitivas es dormir lo justo, 7-8 horas, ni más, ni menos.

El estudio no ha logrado demostrar científicamente por qué dormir poco o mucho acaba afectando a la memoria, pero sí ha encontrado esa correlación. Según los investigadores, las personas que duermen poco tienen más probabilidades de tener un menor flujo sanguíneo en el cerebro. Las neuronas necesitan mucho oxígeno y azúcar, por lo que el menor flujo sanguíneo podría ser una de las causas de los problemas de memoria a largo plazo.

Otros estudios han apuntado a la necesidad de dormir una cantidad mínima de horas porque es el tiempo que el cerebro utiliza para desechar sustancias metabólicas tóxicas. Si estas sustancias se acumulan, destruyen neuronas, causando potencialmente desórdenes neurodegenerativos.

Visto en: gizmodo.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *