El turismo del futuro sufrirá un gran cambio gracias a la tecnología

El turismo del futuro sufrirá un gran cambio gracias a la tecnología

La programación de los viajes ha sufrido una transformación en los últimos años, gracias especialmente a webs especializadas en la búsqueda y reserva de vuelos, hoteles o transportes, o a servicios de mapas integrados en el móvil como Google Maps. En el futuro, el turismo integrará tecnologías incipientes como la realidad aumentada o asistentes virtuales inteligentes para que todo sea aún más natural y cercano.

A esta conclusión se ha llegado, tras el reciente estudio realizado por The Future Laboratory sobre las tecnologías que cambiarán la forma de organizar los viajes en un futuro cercano. Más de 50 expertos han realizado predicciones sobre qué usaremos y cómo lo usaremos para que todo sea más rápido y rico en información.

Las predicciones del estudio abarcan tres áreas fundamentales: Un asistente virtual inteligente, la realidad virtual y la búsqueda semántica. Estas son las principales predicciones del informe:

En el 2020, cada uno de nosotros tendrá un agente electrónico individual que nos acompañará a todas partes, dentro de un reloj o una joya diminuta. Será un dispositivo de inteligencia artificial, conectado permanentemente a la web, que habrá aprendido cuales son nuestras preferencias individuales. Será un dispositivo capaz de hablar con nosotros y entender nuestras respuestas verbales e incluso reaccionar a nuestras expresiones y emociones humanas.

El compañeros de viaje digital encontrará opiniones y comentarios relevantes en la red a partir de nuestras preferencias y los algoritmos de predicción, y combinados con los datos existentes en las redes sociales hará sugerencias originales adaptadas a nuestras necesidades y creará itinerarios personales y únicos.

La tecnología «miniaturizada ponible» (wearables) será capaz de proporcionar información simultánea, como traducciones en tiempo real, y mostrar pantallas holográficas de mapas de barrios o aeropuertos. En el futuro, todas las posibilidades que ofrece Google glass las encontraremos en una lente de contacto.

La realidad virtual no sustituirá los viajes reales, sino que será una exposición de lo que serán los viajes reales. Será una nueva forma de publicidad que ayudará en el proceso de toma de decisiones y hará que los viajeros tengan aún más ganas de experimentar el viaje de verdad. Será algo así como el «prueba antes de comprar» que animará a «probar antes de comprar» a través de viajes de conducción de prueba, como una inmersión en la Gran Barrera de Coral a través de tecnología, como la de Oculus Rift.

La tecnología háptica, que aprovecha el contacto del usuario para ofrecer una respuesta táctica permitirá a los consumidores sentir lo que podrían experimentar durante sus viajes, tales como la textura de la cama en un hotel, el agua etc.

Los viajeros podrán ver y casi recorrer mediante programas y dispositivos de realidad virtual las habitaciones del hotel en el que quieren alojarse antes de hacer la reserva, una herramienta realmente potente para crear interacción entre usuarios y marca.

Herramientas online controladas por voz y gestos ayudarán a los viajeros a reservar sus viajes personalizados. Algoritmos de codificación facial permitirán a los motores de búsqueda entender y reaccionar frente a las expresiones humanas y ajustar los resultados en base a la respuesta del usuario.

Visto en: audienciaelectronica.net





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *