Diseñan dispositivos electrónicos que se disuelven cuando dejan de ser útiles

Diseñan dispositivos electrónicos que se disuelven cuando dejan de ser útiles

Los desechos electrónicos, integrada en buena parte por aparatos inservibles, constituye todo un problema, pero aún más problemático resulta cuando el dispositivo inservible es de tipo médico y está dentro del cuerpo, ya que hay que retirarlo para impedir que acabe provocando daños.

Ahora bien, si el dispositivo en cuestión se pudiera disolver de manera inocua dentro del cuerpo, se evitarían muchos problemas y también intervenciones quirúrgicas. Hacia este objetivo trabajan unos científicos de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos.

El nuevo diseño electronico, en desarrollo por el equipo de Reza Montazami, profesor de ingeniería mecánica en la citada universidad, se basa en una gama de polímeros especiales, que conducen la electricidad, pero que también están diseñados para deshacerse rápida y completamente cuando se activa dicha función de autodestrucción.

Las aplicaciones potenciales son muchas. Las más evidentes son, como hemos adelantado, los dispositivos médicos que se implantan dentro del cuerpo. Cuando uno de estos dispositivos ha hecho su trabajo y ya no es útil, se podría deshacer inofensivamente dentro del cuerpo de la persona.

Otro campo de aplicaciones estaría en el ámbito militar, y más concretamente en las operaciones de los servicios de inteligencia. Un dispositivo hecho con esta tecnología podría obtener y enviar sus datos, y luego disolverse, sin dejar rastros sobre la misión de inteligencia que ha llevado a cabo.

En el campo de la seguridad bancaria, una aplicación podría ser que cuando una persona pierde su tarjeta de crédito, pueda enviarle a ésta una señal que haga que la tarjeta se autodestruya.

Lograr que resistencias, condensadores y demás componentes electrónicos se disuelva de manera tal que no queden rastros de ellos, no es un reto fácil, pero Montazami está convencido de que el objetivo se puede alcanzar de una manera que dé lugar a un sistema práctico de usar. Con esto en mente, trabaja, junto con sus colaboradores, en el desarrollo de los materiales necesarios para llegar a fabricar tales dispositivos.

Fuente: noticiasdelaciencia.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *