Dieta similar a la mediterránea reduce el riesgo de padecer Alzheimer

Dieta similar a la mediterránea reduce el riesgo de padecer Alzheimer

Una nueva dieta, denominada por el acrónimo MIND (mente), podría reducir significativamente el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, incluso si la dieta no se sigue meticulosamente, según un artículo publicado en línea en la revista Alzheimer & Dementia, la revista de la Asociación del Alzheimer estadounidense.

La epidemióloga nutricional Martha Clare Morris y sus colegas de la Universidad de Rush (Chicago, EE.UU.) han desarrollado la dieta Intervención mediante dieta Mediterránea/anti-hipertensión y Retrasar la Neurodegeneración (MIND, por sus siglas en inglés). El estudio muestra que disminuyó el riesgo de alzhéimer hasta en un 53 por ciento en los participantes que se adhirieron a la dieta de forma rigurosa, y en alrededor de un 35 por ciento en aquellos que la siguieron moderadamente.

“Una de las cosas más emocionantes de esto es que las personas que se adhirieron incluso moderadamente a la dieta MIND obtuvieron una reducción en el riesgo de alzhéimer”, señala Morris, profesora de la universidad, en la nota de prensa de ésta. “Creo que eso motivará a la gente.”

Morris y sus colegas desarrollaron la dieta basándose en la información que se ha acumulado durante años sobre los alimentos y nutrientes que tienen efectos buenos y malos en el funcionamiento del cerebro a lo largo del tiempo.

La dieta MIND es un híbrido entre la mediterránea y la DASH (Enfoque Alimenticio para Frenar la Hipertensión), las cuales se ha descubierto que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Algunos investigadores han descubierto que ambas proporcionan también protección contra la demencia.

La nueva dieta tiene 15 componentes, incluyendo 10 “grupos de alimentos saludables para el cerebro”: vegetales de hoja verde, otros vegetales, nueces, bayas, judías, cereales integrales, pescado, aves de corral, aceite de oliva y vino; y cinco grupos no saludables: carnes rojas, mantequilla y margarina, queso, pasteles y dulces y fritos o comida rápida.

Incluye al menos tres raciones de cereales integrales, una ensalada y otro vegetal todos los días, junto con una copa de vino. También implica comer un snack la mayoría de los días (frutos secos) y comer judías cada dos días o así, aves de corral y bayas al menos dos veces por semana y pescado al menos una vez a la semana.

Fuente: theverge.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *