Descubren en Marte un gran cráter de impacto de reciente formación

Descubren en Marte un gran cráter de impacto de reciente formación

Unos investigadores han descubierto en el Planeta Rojo el mayor cráter de impacto producido recientemente que haya sido documentado de manera inequívoca, con imágenes del antes y del después, en cualquier parte (no sólo en Marte). La zona en la que está el cráter fue fotografiada antes y después de la aparición de éste por la sonda espacial MRO (Mars Reconnaissance Orbiter) de la NASA.

El impacto que lo creó, en algún momento del 27 o el 28 de marzo de 2012, fue precedido probablemente por una explosión en el cielo marciano causada por la intensa fricción entre la roca asteroidal que llegaba y la atmósfera del planeta. Esa explosión aérea y el impacto contra la superficie oscurecieron un área de ésta de unos 8 kilómetros de diámetro (unas 5 millas).

Hace un par de meses, Bruce Cantor, del equipo científico de la misión y que trabaja en Malin Space Science Systems, la empresa que construyó la cámara con la que se ha hecho el descubrimiento, se dio cuenta de un sutil pero intrigante punto oscuro cerca del ecuador, en una de las imágenes captadas en 2012.

Examinando otras imágenes del mismo lugar, constató que el punto oscuro estaba presente hace un año, pero no cinco años atrás. Entonces siguió buscando más, comprobando imágenes de unas 40 fechas diferentes, y acabó concretando el momento en que ocurrió el impacto; el punto no estaba ahí en una foto del 27 de marzo de 2012, pero sí en una del día siguiente.

Una vez se verificó que el punto oscuro era nuevo, fue objeto de observaciones adicionales. Éstas han revelado más de una docena de pequeños cráteres y dos más grandes, todos ellos agrupados en la zona, posiblemente creados por trozos del asteroide que explotó o por impactos secundarios de material eyectado desde los cráteres principales durante el impacto. Las observaciones también revelan muchos corrimientos de tierras que oscurecieron las pendientes de un área de 8 kilómetros a la redonda.

El cráter más grande, ligeramente alargado y que abarca un área de 48,5 por 43,5 metros (159 por 143 pies), es inusual y bastante llano comparado con otros cráteres jóvenes estudiados por Alfred McEwen, del equipo científico de la misión y que trabaja en la Universidad de Arizona en Tucson, Estados Unidos. Él estima que el objeto del impacto medía entre 3 y 5 metros de largo (de 10 a 18 pies), lo cual es menos de un tercio de la longitud estimada de la roca asteroidal que se zambulló en la atmósfera terrestre cerca de Chelyabinsk, Rusia, en febrero de 2013.

Fuente: noticiasdelaciencia.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *