Desarrollan programa que analiza el estado de ánimo y de salud de los usuarios de redes sociales

Desarrollan programa que analiza el estado de ánimo y de salud de los usuarios de redes sociales

Investigadores de la Universidad de Rochester (Nueva York, EE.UU.) han desarrollado un enfoque innovador para convertir cualquier ordenador o smartphone con una cámara en un dispositivo personal de vigilancia de la salud mental.

En un artículo que se presentó la semana pasada en la conferencia de la Asociación Americana de Inteligencia Artificial, en Austin (Texas), el profesor de Ciencias de la Computación Jiebo Luo y sus colegas describen un programa de computadora que puede analizar vídeos selfie grabadas por una cámara web mientras la persona se relaciona en las redes sociales.

Las aplicaciones para monitorizar la salud de las personas se utilizan de forma generalizada, desde para controlar la propagación de la gripe hasta para proporcionar orientación sobre nutrición y manejar problemas de salud mental.

Luo explica, en la nota de prensa de la universidad, que el enfoque de su equipo es “observar el comportamiento silenciosamente” mientras el usuario utiliza el ordenador o el teléfono como de costumbre. Añade que su programa es “discreto”: no requiere que el usuario indique explícitamente lo que está sintiendo, ni que introduzca información adicional, ni que se ponga ningún equipo especial.

“Por ejemplo, el equipo fue capaz de medir el ritmo cardíaco de un usuario simplemente observando cambios muy pequeños, sutiles, en el color de la frente del usuario. El sistema no utiliza otros datos que podrían estar disponibles a través del teléfono -como la ubicación del usuario-.

Los investigadores fueron capaces de analizar los datos de vídeo para extraer una serie de “pistas”, tales como la frecuencia cardíaca, el ritmo de parpadeo, el radio de la pupila, y el ritmo de movimiento de la cabeza. Al mismo tiempo, el programa también analiza tanto lo que los usuarios publican en Twitter, como lo que leen, lo rápido que se desplazan, su ritmo de pulsado de teclas y del clic del ratón. No todos los datos son tratados por igual, sin embargo: lo que un usuario tuitea, por ejemplo, tiene más peso que lo que lee, porque es una expresión directa de lo que está pensando y sintiendo.

Fuente: tendencias21.net





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *