Científicos plantean que nuestra galaxia podría poseer un túnel en el espacio-tiempo

Científicos plantean que nuestra galaxia podría poseer un túnel en el espacio-tiempo

El concepto teórico de túnel en el espacio-tiempo, o agujero de gusano, muy divulgado en la ciencia-ficción, consiste, a grandes rasgos, en un conducto que permite viajar en meros momentos entre dos puntos distantes del cosmos. Las conclusiones de una nueva y provocadora investigación plantean ahora que nuestra galaxia podría poseer un túnel de esta clase.

Combinando el mapa de la materia oscura en la Vía Láctea con el modelo más reciente del Big Bang (la “explosión” con la que según todos los indicios se formó el universo), y asumiendo que sea cierta la hipótesis de la existencia de túneles espacio-temporales, el equipo internacional del astrofísico Paolo Salucci, de la Escuela Internacional de Estudios Avanzados (SISSA) en Trieste, Italia, considera que sería plausible que nuestra galaxia albergase un túnel de este tipo, que podría tener el tamaño de la propia galaxia.

Y, aún más espectacular, podría incluso ser factible viajar a través de él, dado que, en base a los cálculos de Salucci y sus colegas, el túnel podría ser navegable por una astronave más o menos convencional. “Justo como el que hemos visto en la reciente película ‘Interstellar’”, acota Salucci.

Obviamente, tal como matiza este astrofísico, los autores de este estudio no están afirmando que nuestra galaxia albergue realmente un agujero de gusano, sino simplemente que, según los modelos teóricos, esta hipótesis es una posibilidad.

Acerca de si la hipótesis podría ser alguna vez probada experimentalmente, Salucci y sus colegas creen que, en principio, se la podría poner a prueba mediante una estrategia basada en comparar dos galaxias, la nuestra y otra muy próxima, como por ejemplo, la Nube de Magallanes, pero, tal como advierten, estamos aún muy lejos de la posibilidad real de llevar a cabo tal estrategia de comparación.

Para alcanzar sus conclusiones, estos astrofísicos combinaron las ecuaciones de la Relatividad General con un mapa extremadamente detallado de la distribución de la materia oscura en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Con el avance de la astronomía, las observaciones del cosmos revelaron años atrás una serie de incongruencias gravitacionales en el cosmos que no pueden explicarse por la acción de la materia visible (estrellas y otros astros) ni tan siquiera por la presencia de agujeros negros convencionales (concentraciones tan formidablemente densas de materia que absorben todo cuanto pasa demasiado cerca, incluyendo la luz). Se estimó que la existencia de otro tipo de materia, indetectable por los métodos convencionales (de ahí que se la llame “oscura”), que estaría esparcida por el universo, con grumos en las galaxias, podría explicar las anomalías gravitatorias observadas.

Fuente: noticiasdelaciencia.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *