Científicos descubren una molécula que destruye la proteína del Alzheimer

Científicos descubren una molécula que destruye la proteína del Alzheimer

Investigadores surcoreanos han descubierto una molécula que elimina una proteína muy vinculada con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, según han podido determinar en pruebas llevadas a cabo con éxito en el cerebro de ratones.

Los resultados preliminares demuestran que esta molécula, disuelta en agua, es capaz de limpiar las placas de proteínas beta-amiloides acumuladas en las neuronas de los cerebros de un grupo de ratones. Después de ingerir la molécula en forma de compuesto químico diluido, los ratones lograron restaurar sus funciones cognitivas.

La investigación todavía se encuentra en una fase muy inicial, pero la publicación del experimento en el portal Nature Communications ha disparado la esperanza sobre el posible desarrollo de medicamentos para luchar contra el alzhéimer que sean capaces de prevenir la acumulación de estas proteínas y, por tanto, el progreso de la enfermedad.

Aunque la causa de la enfermedad de Alzheimer todavía es un misterio, la comunidad científica apunta a la acumulación de estos fragmentos de beta-amiloides como uno de los primeros síntomas de la enfermedad neurodegenerativa, ya que se cree que son responsables de la muerte de las células cerebrales.

Los investigadores surcoreanos dieron con el compuesto, denominado EPPS, mientras examinaban los efectos de diferentes moléculas en placas amiloides. En su último experimento añadieron la sustancia al agua que bebían los ratones que sufrían síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

Los resultados fueron espectaculares. Después de administrar EPPS durante una semana los ratones mejoraron sus resultados en las pruebas con laberintos dentro del laboratorio, donde también se atestiguó que la molécula había borrado el rastro de las placas de las proteínas beta-amiloides del cerebro de los roedores.

En definitiva, aunque los investigadores hayan descubierto una molécula que elimina la proteína que en principio está vinculada con el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer todavía queda mucho trabajo para demostrar que el EPPS funciona, además de en el cerebro de ratones, de la misma manera en seres humanos, sin efectos secundarios importantes.

Fuente: computerhoy.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *