China presenta prototipo de un tren maglev cuya velocidad máxima será de 600 km/h

China presenta prototipo de un tren maglev cuya velocidad máxima será de 600 km/h

Las vastas extensiones de China se merecen mejores comunicaciones. Al menos así piensan en el país asiático, que emplea medios aéreos, terrestres e incluso marítimos, para conectar sus principales centros de población y producción.

En largas distancias el avión es el rey, como ocurre en Estados Unidos. Pero a diferencia del país americano, en China se ha desarrollado una relevante red de tren de alta velocidad. Es este un medio más eficaz para distancias medias.

Parece que esto solo es el principio, porque China se ha lanzado a explorar una nueva tecnología: los maglev. Estos trenes de levitación magnética pueden alcanzar velocidades muy por encima de la alta velocidad a la que estamos acostumbrados. El país asiático ya tiene líneas ferroviarias por las que es posible superar los 400 km/h. Pero hasta el momento no se había presentado un prototipo de tren que llegue a los 600 km/h.

Esto es lo que ha hecho el gigante ferroviario CRRC, propiedad del Estado chino. Por ahora han mostrado el primer prototipo, pero esperan que pronto esté operativo. Un portavoz de la compañía ha mencionado la segunda mitad del año como objetivo para este fin. En estos meses, CRRC terminará de construir un centro experimental y un centro de producción de pruebas para los nuevos trenes.

El maglev en China tendrá una utilidad en distancias medias. Un viaje Pekín-Shanghái sería idóneo para el nuevo tren, por ejemplo. Se trata de un trayecto de unos 1.200 kilómetros. Según el CRRC, en avión –contando con los tiempos de preparación que exige el vuelo– se emplean cuatro horas y media. En un tren de alta velocidad son cinco horas, mientras que en maglev serían tres horas y media.

Esto contando con que el maglev en China viaje a 600 km/h, algo para lo que aún queda tiempo. Hay que adaptar la línea férrea y construir los trenes. En Japón, de hecho, donde ya han ensayado un tren que alcanza la misma velocidad tienen prevista su implementación para mucho más tarde, 2027.

El proyecto chino lleva tiempo en el candelero. Es parte del esfuerzo que China ha hecho por conectar sus centros urbanos con líneas de alta velocidad. El país pretende tener 30.000 kilómetros de vía en 2020. Paralelamente, ha trabajado en los maglev como el siguiente paso a su infraestructura ferroviaria.

Fuente: www.blogthinkbig.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *