ROV, el Robot Submarino para Trabajar a Grandes Profundidades

ROV, el Robot Submarino para Trabajar a Grandes Profundidades

Ahora que las operaciones y rescates submarinos a grandes profundidades están en boca de mucha gente, por culpa del gran derrame de petróleo en el Golfo de México, es bueno saber las características de estos modernos vehículos o robots llamados ROV, con el cual la empresa petrolera BP trata de solucionar esta gran catástrofe ecológica.

El ROV que proviene de las iniciales en inglés Remote Operated Vehicle (Vehículo operado a distancia) es un robot submarino no tripulado y conectado a un barco en la superficie por medio de un cable largo. La energía y los órdenes se envían mediante un mando a distancia a través del cable al ROV.

A través del cable se transmiten también los datos de las cámaras fotográficas del ROV, los datos de los sensores y de los sonares al centro de control del barco de la superficie. Estos vehículos apenas flotan en la superficie, para poder descender bajo el mar utilizan una hélice en sentido vertical.

Los ROVS pueden llevar una gran variedad de brazos manipuladores para realizar trabajos en las profundidades, o simplemente una cámara fotográfica con el fin de captar las imágenes del fondo del mar, todo esto dependiendo de la actividad a realizar.

Estos vehículos se puede clasificar en:

  • ROVs de buceo libre y conexio con cable
  • ROVs remolcados de fondo y de media profundidad, y
  • ROVs de arrastre por el fondo

El control de los ROVs se realiza mediante un cable umbilical debido a las dificultades que existen para la transmisión de las ondas de radio en el agua del mar. Para poder realizar una transmisión efectiva, las ondas de radio deben ser de una gran longitud de onda, y esto requiere grandes antenas (centenares de metros) que las hacen poco operativas.

Enlace: Remote Operated Vehicle





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *