Rolls-Royce prepara su primer coche eléctrico

Rolls-Royce prepara su primer coche eléctrico

La reconocida marca de automóviles, Rolls-Royce, conocido por fabricar autos de lujo prepara su primer coche eléctrico que revelará dentro de un mes. Este automóvil, sin embargo, será solo un prototipo que servirá para crear después un coche como el Phantom pero con la nueva tecnología. Este “nuevo” Phantom tendrá la capacidad de recorrer distancias largas en condiciones climáticas extremas además de ser comercialmente viable.

El proyecto, en el cual se ha enfrascado la Rolls-Royce, es conocido como “102EX”, y tiene como objetivo acumular la mayor cantidad de datos de investigación que sea posible, buscando ofrecer en un futuro la alternativa de propulsión eléctrica para sus clientes. Con un valor que ronda los 340 mil euros, el Phantom hará como “base” para que los ingenieros puedan establecer si una edición eléctrica es viable.

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es que el vehículo pueda mantener una constancia de operación bajo diferentes climas, ya que podrían afectar de forma considerable el rendimiento de las baterías. Con sus principales clientes diseminados por todo el globo, ciertamente no es un detalle menor.

Por otro lado, un vehículo de estas características tendría acceso a varios beneficios vigentes en el Reino Unido, como una reducción de impuestos e incluso estacionamiento gratuito en ciertas áreas críticas. Para alguien que sea capaz de comprar y mantener a un Phantom, los beneficios tal vez no parezcan muy importantes, pero independientemente del vehículo buscan minimizar la congestión vehicular y la contaminación que sufren algunas de las grandes ciudades.

Rolls-Royce no está considerando ningún límite para comprobar qué tanto potencial hay en su proyecto. El vehículo aparecerá en el “Geneva Motor Show” en marzo, será llevado de gira por Europa, Asia, Oriente Medio y Estados Unidos, y algunos dueños selectos de un Phantom podrán hacer un “test drive” del vehículo y expresar sus opiniones. Una cosa queda en claro: La “experiencia Rolls-Royce”, no se negocia.

Enlace: Rolls-Royce





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *