Los Virus ya se encuentran en los teléfonos celulares

Los Virus ya se encuentran en los teléfonos celulares

Insólito pero cierto: desde el 2004 se han registrado virus en teléfonos celulares y muy pocos usuarios se dan cuenta, pues adjudican las fallas al fabricante del teléfono y se compran otro. ¿Qué hacen estos virus? Provocan que el teléfono se apague sin razón aparente, que no se tenga acceso a llamadas o que se borren las listas de contactos o de contenidos multimedia.

¿Pero cómo se infectan los teléfonos móviles? Al igual que sucede con las computadoras, los usuarios obtiene agentes maliciosos cuando se conectan a Internet de forma insegura –en redes públicas o páginas poco confiables— para descargar contenidos multimedia o participar en redes sociales.

Según nos explica la empresa F-Secure, fabricante de antivirus, la mayoría de las malas experiencias se han detectado en Europa, sobre todo en la plataforma GSM. De todos los usuarios infectados, tan sólo el 3% sabe que las fallas fueron por un virus, y no por extrañezas de su equipo, lo que significa que se está creando un patrón de despreocupación y desinformación que a la larga podría ser utilizado para ataques más severos.

La empresa F-Secure nos recomienda que: “Los usuarios de celulares deberán ser más cuidadosos a medida que aumente la descarga de contenidos por la web, esto para no verse infectado y estar alertas a cualquier noticia al respecto. Para contrarrestar estos males, la única solución es mantenerse  informado”.

Algunas herramientas para protegerse:

Una de las principales herramienta que tenemos a disposición para protegernos, podemos mencionar: CommWarrior de F-Secure, muy útil para teléfonos con sistema operativo Symbiam, que puede descargarse desde este enlace.

TrendMicro también ofrece una aplicación de protección para los iPhone que puede usarse 30 días sin costo, como prueba.

La opción Kaspersky Antivirus Mobile, es perfecto para teléfonos con sistema operativo de Windows.

También la conocida empresa McAfee proporciona herramientas de ayuda y documentos para conocer más sobre el tema.

Finalmente, la precaución y la sensatez debe primar ante cualquier posible amenaza.





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *