Lista de las peores contraseñas de la Web

Lista de las peores contraseñas de la Web

Existen muchos usuarios que aún no han comprendido los riesgos asociados a usar una contraseña débil, y prefieren privilegiar la facilidad de recordarla antes de la seguridad que pueda brindar.

La gente del portal SplashData, que comercializa una aplicación para administrar contraseñas en Windows, OS X y dispositivos móviles, ha publicado una lista con las 25 peores contraseñas que cualquier usuario, sin importar la plataforma o el servicio, puede llegar a usar.

Aún son mayoría los usuarios que se niegan sistemáticamente a cambiar sus contraseñas por alternativas más robustas. Nadie pone en duda que quieran a su pareja, a sus hijos o a sus mascotas, pero ya deberían estar convencidos de que fechas de nacimiento, aniversarios, y nombres de perros y gatos hacen pésimas contraseñas.

Lamentablemente, eso no termina allí. Usar “123456” como contraseña del WiFi o “qwerty” para la casilla de correo es algo que roza la negligencia, y hasta piden a gritos ser hackeados.

Así es como encontramos esta publicación de la gente de SplashData, que entre otras cosas vende una aplicación de nombre SpashID. La publicación se llama “Cuando lo popular no es algo bueno”, y ofrece un listado de las veinticinco peores contraseñas del año en la Web.

Como era de esperarse, espantos al estilo de “password” y “123456” están a la cabeza de la lista, seguidas por “12345678”, “qwerty” y “abc123”. Después hay palabras directas de diccionario como “monkey”, “master”, “shadow” y “superman”. Otra que ha ganado popularidad es “michael”, probablemente relacionada con Michael Jackson.

De más está decirlo, si aún tienes a alguno de estos horrores de seguridad como contraseña actual, deberías cambiarla de inmediato. Sólo se necesita una broma de mal gusto o compartir por accidente más información de la que deberías en una red social para que tus perfiles digitales se encuentren al alcance de cualquiera con un mínimo de insistencia.

Personalmente, volveré a recomendar a KeePass (tiene versiones para OS X y para Linux) o en su defecto pueden hacer uso de LastPass, que también ofrece plugins para la mayoría de los navegadores web.

Fuente: maximumpc





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *