Långholmen: Antigua prisión convertido en un Moderno Hotel

Långholmen: Antigua prisión convertido en un Moderno Hotel

Situado en Långholmen, la isla más grande al sudoeste de Estocolmo, es una zona no con buenos medios de transporte y comercio. Pero recomendable para andar por sus calles en primavera y verano. Además, cuenta con un museo.

Precisamente en esa Isla, en la que alguna vez fuera un lugar rocoso y árido, y donde originalmente se construyó una colonia penal para  mujeres en el Siglo XVIII,  convirtiéndose en la cárcel más grande de Suecia en el Siglo XIX. Construida en 1840 para prisión de la Corona, sirvió como tal hasta 1975, cuando fue absuelto el último prisionero.

Posteriormente fue remodelado y transformado en un moderno y confortable hospedaje. Oficialmente el hotel Långholmen abrió en mayo de 1989 tras dos años de tareas de reciclado. Al principio, la idea de dormir en una cárcel fue muy resistida, pero luego, con un marketing que hacía hincapié en “le aseguramos que en el desayuno le serviremos mucho más que pan y agua”, la propuesta fue ganando adeptos.

En los alrededores de la entrada de hotel, hay una agradable playa y unos buenos circuitos para correr en un entorno lleno de cultura e historia. También se puede visitar el museo de la prisión. Si desea descubrir el resto de Södermalm y Estocolmo, basta con cruzar el puente Långholm y encontrará tiendas, galerías y teatros.




Enlace: Långholmen





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *