Lamborghini Aventador LP700-4: Un coche de otro mundo

Lamborghini Aventador LP700-4: Un coche de otro mundo

Como podrán apreciar en las fotos, el Lamborghini Aventador LP700-4 es una bestia de 700 caballos de fuerza capaz de volar por las pistas y carreteras a una velocidad máxima de 347 kilómetros por hora. Dotado de todas las tecnologías hoy en día imaginables, ABS, EBD, ASR y ESC incluidas, está maquina maravillosa puede conseguirse en 13 variados colores.

El nuevo modelo de la marca, posee todas las características que hacen de esta empresa automotriz en un verdadero líder en coches de alta tecnología. El Aventador LP700-4 es un moderno coche que pesa 1.575 kg, fabricado en fibra de carbono reforzada (CFRP), aluminio y acero capaz de ponernos a 100 kilómetros por hora en tan solo 2.9 segundos.

Semejante aceleración es posible gracias a su motor V12 a 60º -atmosférico- capaz de entregar una potencia de 700 CV a 8.250 RPM.  Una simple cuenta, dividiendo el peso total del coche por la potencia de su motor, arroja un resultado sorprendente: disponemos de un caballo de potencia por cada 2,25 kilogramos de coche.

Obviamente, semejante motor dista mucho de ser barato de alimentar, ya que traga unos 17 litros de combustible cada 100 kilómetros recorridos. Llenar el depósito implica gastarse unos 100 euros, algo que seguramente no desvelará a los afortunados poseedores de esta máquina, ya que previamente habrán desembolsado  225 mil euros sin impuestos para poder adquirir esta hermosa maquina.

El motor ha sido diseñado desde cero, y representa un gran adelanto respecto de otros utilizados por la empresa. Por ejemplo, es un 8% más potente que el que equipa al Lamborghini Murciélago, aún consumiendo casi un 20% menos de combustible. Desde el punto de vista técnico, es casi un Fórmula 1 “de calle”.

La potencia del V12 se proporciona a las ruedas traseras mediante un sistema de tracción total multiembragues Haldex, capaz de desviar hasta el 60% del par disponible al eje delantero si el ordenador de a bordo determina que es necesario.

La suspensión trasera, equipada con brazos horizontales unidos directamente el esqueleto del coche, también ha sido “robada” a la Fórmula 1. Mientras que el diferencial delantero es electrónico (ESP), el trasero es autoblocante de deslizamiento limitado.

En verdad toda una belleza hecho auto, pero como ya hemos indicado, solo disponible para aquellos afortunados que tengan una gruesa billletera.


Enlace: Leftlanenews





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *