La bicicleta voladora checa en una exhibición pública

La bicicleta voladora checa en una exhibición pública

Cuando la pudimos apreciar por primera vez, el prototipo era únicamente virtual. Transcurrido trece meses después, el prototipo no sólo está terminado, sino que también puede volar. La bicicleta voladora de las empresas checas Duratec, Evektor y Technodat llevó a cabo una prueba de vuelo en un entorno controlado, ante la presencia de los periodísticos.

En dicha prueba la bicicleta no tuvo un conductor, sino que fue controlada utilizando un mando a distancia. De acuerdo a Jan Spatny, el piloto en esta sesión, la bicicleta no es tan sencilla de controlar como un juguete o un modelo RC, fundamentalmente por el peso que posee.

Hablando de peso, en un inicio se había hablado de 85 kilogramos sin piloto, pero el peso total del prototipo es de 95 kilogramos, algo evidente si tenemos en cuenta (entre otras cosas) el tipo de ruedas que utiliza, casi como las de una motocicleta. Con sus capacidades actuales, el peso del piloto no debería exceder los 73 kilogramos.

La parte negativa más importante del modelo está en la duración de la batería. La bicicleta voladora sólo puede mantenerse en el aire por cinco minutos. Milan Duchek, director técnico en Duratec, explica que la capacidad de las baterías se duplica cada diez años, por lo tanto, en un futuro cercano, las baterías deberían ganar la capacidad suficiente como para habilitar el uso de la bicicleta.

Desde cierto punto de vista, esperar diez años para ganar cinco minutos de autonomía parece absurdo, pero imagino que las baterías representan apenas un factor, y que se pueden mejorar otros aspectos también.

Fuente: gizmologia.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *