Impresión 3D de llaves: las visitas al cerrajero llegarían a su fin

Impresión 3D de llaves: las visitas al cerrajero llegarían a su fin

La mayoría de las llaves existentes en el mercado son relativamente fáciles de reproducir, pero también existen diseños con altos detalles de seguridad, lo cual hacen de la duplicación no autorizada en algo casi imposible de realizar… a menos que se tenga acceso a un servicio de impresión 3D. Dos estudiantes del MIT crearon un programa capaz de duplicar las llaves de seguridad que comercializa la empresa Schlage, pero eso no quiere decir que no se pueda expandir a otras marcas…

Duplicar una llave todavía es un detalle muy especial que debemos llevar a cabo cuando alguien necesita ingresar a cierto lugar, o cuando se cambió la cerradura y el fabricante sólo entregó una llave con ella. Una sencilla visita al cerrajero cumple con ese ritual sin mayores inconvenientes, pero nunca faltan ocasiones en las que es necesario elevar un poco más la seguridad, y las llaves convencionales resultan insuficientes.

Hasta hoy existe en el mercado una empresa que lleva más de noventa años en el mercado de la seguridad, estamos hablando de la firma norteamericana Schlage, y entre sus productos más solicitados están las llaves Primus. Hasta ahora, si una persona necesitaba duplicar una llave Primus debía contactar a un representante de Schlage, sin embargo, con la ayuda de un programa, un escáner y un poco de impresión 3D, dos estudiantes del MIT arrojaron esa exclusividad por el traste.

Eric Van Albert y David Lawrence dieron un keynote en la pasada DEF CON 21, y allí explicaron cómo es que con un poco de código, un usuario puede generar modelos compatibles con impresión 3D de cualquier llave Primus que necesite ser duplicada.

Uno detalle que distingue a las llaves Primus es que poseen dos series de dientes en vez de uno, pero ahora sólo basta con colocar la llave sobre el escáner, procesar las imágenes con el software y enviar el modelo a cualquier compañía que ofrezca servicios de impresión 3D al público, como por ejemplo Shapeways.

Ambos estudiantes también mencionaron que hay formas de obtener una copia de una llave sin tener acceso físico a ella. El proyecto Sneakey demostró que es posible recrear una llave con fotografías de la unidad original, tomadas a sesenta metros de distancia. Lawrence comparó a esta nueva forma de duplicar llaves con la distribución de películas en la Web.

El mensaje final de los estudiantes es que el proceso sería aplicable sobre casi cualquier llave de alta seguridad. Si queda demostrado que las cerraduras mecánicas son vulnerables a través de la impresión 3D usando un programa descargado de la Web, tal vez sea momento de reemplazarlas.

Fuente: forbes.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *