El Misterio de las piedras que se mueven solas en el Valle de la Muerte

El Misterio de las piedras que se mueven solas en el Valle de la Muerte

Desde hace más de 50 años, rocas de todos los tamaños -algunas más grandes que un hombre- se mueven solas por Racetrack Playa, el Valle de la Muerte, una larga extensión lodosa en California (EE.UU.). Las piedras dejan largos rastros de su movimiento, huellas que incluso se cruzan unas con otras, formando una complicada trama en el terreno.

Hasta la fecha, científicos e investigadores no han podido dar una respuesta definitiva a tal misterio. Muchas son las teorías que se han lanzado para explicar el fenómeno, pero una de ellas, que ya había sido propuesta anteriormente, es la que parece cobrar fuerza por encima de las demás: láminas de hielo formadas por el agua que surge periódicamente a la superficie puede provocar el deslizamiento de las rocas.

Dicha teoría fue propuesta originalmente por George M. Stanley en 1955 y desde entonces ha sido apoyada por numerosos científicos. Ahora, un estudio dirigido por el Centro Goddard de Vuelos Espaciales parece confirmar las sospechas. Todo parece indicar, que durante el invierno, pequeños collares de hielo se forman alrededor de las piedras cuando el agua del lago fluye bajo el terreno.

Según la revista National Geographic, donde nos muestra numerosas fotos de la investigación, los investigadores llegaron a esta conclusión tras colocar diminutos sensores bajo el suelo para controlar los flujos de agua. El equipo descubrió que los sensores registraron temperaturas de congelación del agua en marzo, lo que crearía las condiciones adecuadas para que el hielo formara los «collares».

Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo con esta explicación, muchos consideran que hace falta un fuerte viento para que se produzca el movimiento, aunque esto no explicaría cómo las rocas cambian de dirección e incluso, repentinamente, deciden ir marcha atrás.

Lo cierto es que observar las fotografías de las piedras es todo un espectáculo. Las rocas se mueven tan rápido como lo haría una persona, y parecen tener vida propia. En ocasiones se deslizan en paralelo, hasta que una cambiar de rumbo y se dirige hacia la izquierda o la derecha, o incluso en dirección contraria.

Sin embargo, todos estos detalles se conocen por sus huellas, ya que nunca han sido vistas en acción. Teniendo en cuenta la desarrollada tecnología actual de cámaras y vídeos, este detalle es, por lo menos, desconcertante.

Enlace: Diario ABC





Síguenos en Facebook:



Una respuesta a El Misterio de las piedras que se mueven solas en el Valle de la Muerte

  1. faczever dice:

    Nunca había escuchado sobre esto O_O

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *