El Jaguar C-X75, un prototipo de auto con propulsión híbrido-eléctrico

El Jaguar C-X75, un prototipo de auto con propulsión híbrido-eléctrico

El último auto deportivo de la firma Jaguar dejó de venderse a principios de los años 90, y tuvo un éxito más bien limitado debido a constantes retrasos en el desarrollo y la crisis económica de la época. Aún así, el Jaguar XJ220 es recordado como un coche especial, ahora la firma británica nos muestra el impresionante Jaguar C-X75 Concept, el cual cuenta con un sistema de propulsión híbrido-eléctrico.

Siguiendo la estela del Porsche 918 Spyder, Jaguar ha presentado un híbrido de prestaciones increíbles alimentado por dos turbinas, una solución nunca vista desde los años 60 del pasado siglo. La apuesta de Jaguar es muy fuerte, y eso ya se aprecia en el diseño. Su aspecto es muy estilizado, y es que a una longitud de 4.65 metros de suman una altura de sólo 1.20 metros y una anchura de 2.02 metros.

La ausencia de un motor de combustión interna al uso ha permitido a los diseñadores jugar con el diseño, haciendo un coche extremadamente bajo. No hay más que ver la línea lateral y el detalle de los pasos de rueda, un diseño limpio sólo perturbado por la toma de aire de las dos turbinas.

El habitáculo de los concept siempre termina siendo extravagante y alejado de la producción, y el Jaguar C-X75 Concept no es una excepción. Como detalles interesantes, superficies imposibles, retro iluminación futurista y asientos fijos: los pedales y volante son los ajustables. Las entradas de aire para las turbinas nos rodean y la instrumentación muestra detalles sobre el sistema de propulsión.

Gracias a una construcción de aluminio y partes del chasis de fibra de carbono, el peso del conjunto es de sólo 1.350 kg. La aerodinámica es activa, el escape varía su geometría redirigiendo los gases hacia el túnel venturi inferior y el disfusor trasero es móvil. Son necesarios cuando tu velocidad máxima es de 330 km/h.

La propulsión del Jaguar C-X75 Concept se efectúa mediante cuatro motores situados en las ruedas. La potencia combinada es de 790 CV, cuya fuerza es mayor que un Bugatti Veyron Super Sport. La potencia es suministrada por una batería de iones de litio, con 19.6 kWh de capacidad. Aunque cuente con dos turbinas que extienden su autonomía recargando las baterías la propulsión siempre será de tipo eléctrico.

Podríamos considerarlo un vehículo eléctrico de autonomía extendida, ya que las turbinas sólo recargan las baterías, que también podemos cargar en casa enchufándolo a la corriente. En modo eléctrico nos durarán 110 km si somos cuidadosos con el acelerador, y contando a las turbinas la autonomía ya es de 900 km con un depósito de combustible de 60 litros.

Visto en: Engadget





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *