El Audi TT, un Gran Auto Deportivo del Futuro

El Audi TT, un Gran Auto Deportivo del Futuro

Los creadores de este auto deportivo tenían en mente un objetivo preestablecido: purismo al más alto nivel. Sin capota, con los arcos antivuelcos más pequeños, un motor TFSI con más potencia, luces LED diurnas, un interior lleno de detalles. El Audi TT clubsport quattro mantiene las líneas de su antigua versión sin rechazar un toque futurista y más sport.

Tan solo basta apreciar los notables cambios en el modelo que tiene el prototipo desarrollado, para ver su notable diseño. En la parte frontal una parrilla monomarco realzada con elementos de aluminio transversales, así mismo las luces de marcha diurna LED. En la parte trasera, en el parachoques, salta a la vista el silenciador final, fabricado en acero fino, que acentúa más si cabe el carácter deportivo del vehículo.

El diseño lateral evita cualquier tipo de interferencia tanto aerodinámica como visual, lo que ha llevado a los ingenieros a eliminar las manecillas de apertura de las puertas. El coche se abre únicamente mediante control remoto, pulsando un botón.

En cuanto a las ruedas, el Audi TT clubsport quattro tiene unas llantas de 20 pulgadas, con neumáticos anchos de 265/30 R20, es decir, un aumento del ancho de vía de 80 mm y un ensanche de los pasos de rueda.

No solo el exterior tiene un diseño deportivo e innovador. El biplaza tiene unos cinturones de cuatro puntos y tres pulgadas de ancho y destacan elementos decorativos exclusivos en los que predomina el aluminio. Los pedales del vehículo son fresados en aluminio y tienen una estructura acanalada que ofrece un mejor agarre al conductor.

Los ingenieros de Audi han mejorado el motor 2.0TFSI dotándolo de una potencia superior a los 260 CV del modelo S3. Gracias a la modificación del colector de admisión, los cuatro cilindros con turbo sobrealimentación e inyección directa de gasolina, el motor proporciona una potencia de más de 300 CV

El sistema de frenado se basa por primera vez en la cerámica. Estos frenos eliminan completamente el efecto fading (un calentamiento excesivo de las pastillas que provoca una pérdida en la capacidad de fricción)  y posibilitan una mejor frenada en situaciones bruscas.

Visto en: Autoblog





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *