Crean pantalla 3D de 200 pulgadas que no requiere lentes especiales

Crean pantalla 3D de 200 pulgadas que no requiere lentes especiales

El proyecto que tiene como objetivo crear la pantalla 3D más grande del mundo que no requiere lentes especiales para visualizarse, no es uno más de los tantos prototipos que habitan parasitariamente en las páginas de tecnología de la web durante un tiempo hasta que caducan por su inactividad, arrastrando las expectativas con ellas. Esta pantalla ya está siendo probada y sus resultados no paran de generar satisfacción.

El objetivo está encabezado por un grupo de científicos reconocidos del Instituto Nacional de Información y Tecnología de la Comunicación (NICT), oriundo de Japón, ya desarrolló una pantalla de 70 pulgadas también en 3D y sin la necesidad de utilizar gafas especiales. La idea es crear un marco en donde diferentes participantes puedan interactuar con las imágenes ultra realísticas y a tamaño natural que intentarían evocar con la pantalla, cuyo proceso de elaboración todavía está en desarrollo.

Para crear tamaño lienzo multimedia, los ingenieros debieron utilizar un método en donde la proyección se hiciera desde atrás de la pantalla hacia la audiencia (retroproyección.) utilizando una pantalla de acrílico con la capacidad de dejar pasar las imágenes sin distorsionarlas.

El hardware utilizado por el NICT incluye 60 proyectores que trabajan de forma independiente apostándose en diferentes puntos, por lo que logran crear la técnica llamada paralaje, que al trabajar con la desviación angular y diferentes puntos de percepción, permitiría una visualización en tres dimensiones sin necesidad de gafas 3D que, como es sabido, tienen tantos seguidores como detractores.

Las dimensiones de la pantalla han quedado limitadas a la nada despreciable medida de 200 pulgadas, porque la idea del NICT es crear un producto que también pueda ser comercializado para utilizarse en museos, institutos y demás establecimientos donde la interacción a tamaño real con proyecciones de alta calidad puedan ser utilizados para distintas actividades.

En una primera versión de esta pantalla 3D, surgieron las complicaciones previsibles que suponían las diferencias de brillo, contrastes y otros efectos asociados a la iluminación, y los científicos del NICT se encontraron con un efecto llamado Strip Noise, traducible como franja o tira de Ruido, producto del efecto de paralaje.

Esta combinación de pequeñas adversidades los llevó a pensar el siguiente paso, el cual resultó ser la compensación artificial de condiciones lumínicas con LEDs, haciendo las veces de Photoshop (o GIMP) para retocar un escenario poco favorable. Aparantemente las últimas pruebas realizadas indican que van por buen camino.

Enlace: NICT





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *