Así funciona el silenciador de una pistola

Así funciona el silenciador de una pistola

Quien no ha visto en alguna película de acción el uso de una arma con silenciador. A continuación trataremos de explicarles de la mejor manera su funcionamiento. En términos generales el secreto está en reconducir los gases producidos por la explosión del arma.

Podremos comprender más fácilmente si pensamos en el sonido de una botella de champán al descorcharse. El corcho no hace ruido, la botella tampoco… es el gas del líquido al salir de su encierro lo que lo produce. La alta presión a la que está sometido hace que al liberarse escuchemos las ondas de dicha presión viajando por el aire al expandirse.

La cabeza del casquillo de la bala sale disparada cuando el fulminante hace que la pólvora del proyectil explote, es ese sonido el que hay que silenciar, la violenta explosión hace que los gases se expandan con rapidez empujando el aire circundante, y produciendo el tan característico “bang”.

Es ahí donde entra en acción los silenciadores, los cuales reducen la velocidad, el volumen y la temperatura de esos gases en expansión. Por un lado hay una larga cámara que se acopla al cañón del arma para permitir que los gases tengan un lugar controlado donde expandirse. Además hay una serie de pequeñas cámaras, una especie de “panal” de rejilla que presenta un doble efecto.

Por un lado el gas recorre más distancia y por otro está en contacto con una mayor superficie de metal, lo que hace que el gas vaya cediendo parte de su temperatura y ralentiza su velocidad de expansión. Así el “BANG” puede quedar reducido a un “pop”.

Pero aún tenemos un segundo sonido. Hemos atenuado el de la explosión en el arma, pero nos falta el que produce la bala al romper la barrera del sonido en su trayectoria. Aquí el silenciador ya no tiene nada que hacer. Para el caso, suele recurrirse el uso de municiones de baja velocidad, que si bien ayuda atenuar el ruido del disparo, acorta a la vez la trayectoria y efectividad de la bala.

Enlace: io9.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *