Tibetanos tuvieron que Mutar para poder Adaptarse a la Altura

Tibetanos tuvieron que Mutar para poder Adaptarse a la  Altura

El organismo humano en verdad es un prodigio de la creación, pues su adaptación biológica ha hecho que nuestro cuerpo sea capaz de vivir en ambientes muy rigurosos, tales como las altitudes de Bolivia o los fríos climas del Ártico. El Tibet, es una zona muy fría ubicada a 4.000 metros de altura, y los tibetanos han conseguido adaptarse a dicho ambiente de forma asombrosa.

En la altitud tibetana sus habitantes han tenido que haber experimentado ciertas mutaciones genéticas, lo cual ha hecho posible que su organismo no colapse a estas altitudes. Estas son afirmaciones que han podido llegar especialistas del tema, como es el caso del investigador Tatum Simonson de la Universidad de Utah.

En zonas de alturas tan elevadas el oxígeno es menor, y nuestro organismo precisa de una mayor cantidad para poder sobrevivir. La hemoglobina es esencial para ello, pues se encarga de transportar oxígeno a través de la sangre. A 4.000 metros nuestro cuerpo genera más hemoglobina para que más oxígeno alcance nuestro cerebro y por tanto no colapse.

 


 

Sin embargo, el ADN de los tibetanos, comparado con poblaciones chinas y japonesas que habitan regiones más bajas, posee dos genes especiales que hacen posible el mayor transporte de hemoglobina sin padecer los síntomas asociados a ello.

El caso de los tibetanos es un claro ejemplo de adaptación climática, y una muestra categórica de lo extraordinario que puede llegar el organismo humano.



Síguenos en Facebook:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>