Prueba de resistencia de un iPhone 7 Plus desde el edificio más alto del mundo

Prueba de resistencia de un iPhone 7 Plus desde el edificio más alto del mundo

El surgimiento de las redes sociales ha traído consigo una nueva casta de celebridades que surgieron gracias a plataformas como YouTube e Instagram, personalidades del mundo cibernético que gracias a millones de seguidores gozan de relativa fama a nivel mundial.

Tal es el caso del bloguero ucraniano “TechRax”, quien goza de un nivel de popularidad considerable gracias a sus videos donde pone a prueba distintos dispositivos electrónicos, en tests no tradicionales que involucran verdaderas torturas que pocas veces serán replicadas en la vida real.

Su más reciente experimento involucró al flamante iPhone 7 en su versión de pantalla de 5,5 pulgadas y a un edificio reconocido a nivel mundial por su diseño arquitectónico y por su altura. Es que el Burj Khalifa, construido en la ciudad de Dubai, una de las joyas de los Emiratos Árabes Unidos, es hoy el rascacielos más alto del mundo con casi 830 metros de alto.

A pesar de que millones de personas alrededor del mundo esperan con ansias su nuevo modelo de iPhone, el youtuber, acostumbrado a someterlos hasta su destrucción, decidió que era momento de realizar una prueba extrema desde la cima del interminable edificio.

Semejante escenario resultó al parecer imposible de resistir para la celebridad de las redes acostumbrada a “torturar” iPhones en sus videos, convirtiéndose en la plataforma de lanzamiento ideal para dicha prueba de resistencia de cuestionable utilidad.

En el video se lo puede ver anticipando el atrevido experimento y asegurando que debido a la seguridad que recorre el edificio 24 horas los 7 días a la semana, le resultará imposible recuperar el aparato una vez arrojado.

Evidentemente su presagio terminó convirtiéndose en realidad, dado que a pesar de utilizar la función “Encuentra mi teléfono” de Apple que permite localizar un dispositivo extraviado o robado, para sorpresa de nadie el teléfono figuró como fuera de línea, muy probablemente debido a su destrucción total.

“TechRax” concluyó la prueba afirmando que lo único que puede asegurar a sus seguidores es que el teléfono “seguro está frito, completamente destruido, el impacto ha sido tan fuerte que ni siquiera lo puedo rastrear”.

A pesar de los comentarios negativos que despertó la prueba, con cientos de personas cuestionando la seguridad para las personas que se encontraban en las inmediaciones del edificio, se espera que el youtuber continúe con sus pruebas, las cuales incluyen taladros, martillos, microondas y diversos líquidos con los que somete a los preciados aparatos.

Hasta el momento ha utilizado un total de ocho iPhone 7 en sus videos y dos iPhone 7 Plus, con un costo total estimado de USD 6.690 en equipos.

Fuente: infobae.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *