Intel y TAG Heuer diseñan un bonito smartwatch modular

Intel y TAG Heuer diseñan un bonito smartwatch modular

Podrías pensar que lanzar un reloj inteligente de 1.800 dólares puede ser toda una locura, pero cuando sabes que la marca ha vendido 56.000 unidades, llegarías a entender incluso que se animen con una segunda generación. Es justo lo que ha hecho TAG Heuer con el Connected Modular 45, un modelo renovado con un interesante sistema de intercambio de correas que busca alcanzar ese estilo atemporal que consiguen muchos modelos mecánicos del mercado.

Para ello la caja cuenta con varios colores y acabados disponibles, al mismo tiempo que podremos cambiar piezas como las hebillas o las correas con las que obtener hasta un total de 500 combinaciones diferentes, a las que habría que sumar los diferentes watchfaces para la pantalla principal. Demuestra un fino trabajo de joyería, obviamente esperado en una marca como TAG Heuer, destacando especialmente el sistema de anclaje de las correar, una pestaña similar al que usa el Gear S2 de Samsung, pero muchísimo más eficaz y fácil de retirar. Es muy fácil colocar el conector en su sitio gracias a dos pequeñas barras que actúan de guía en la conexión.

Esas son básicamente las señas de identidad de este reloj, ya que el resto sonará como el clásico smartwatch propio para este 2017. Y es que en el interior de la caja encontramos un procesador Intel Atom Z34XX, 4 GB de RAM, WiFi y GPS. La incorporación del chip de Intel es la nota más llamativa, aunque por ahora sólo podemos limitarnos a hablar de las “más de 24 horas” de autonomía que ofrecerá el reloj, así que no sabemos hasta qué punto el chip de Intel mejorará el rendimiento respecto a otras versiones del mercado. Es resistente al agua hasta 50 metros, incluye NFC y Android Wear 2.0 se encargará de gestionar todo con su nueva interfaz y mejoras incluidas.

Con un precio de 1.600 euros, el Modular 45 es un reloj especialmente diseñado para un público muy selecto y amante de la exclusividad. El propio fabricante así lo explica, aunque también hay que tener en cuenta detalles como el cristal de zafiro de 2,5 milímetros que protege la pantalla AMOLED, o el buen acabado de los materiales utilizados para las correas y otros elementos.

Fuente: engadget.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *