EksoVest Ford: Un exoesqueleto auxiliar para la parte superior del cuerpo humano

EksoVest Ford: Un exoesqueleto auxiliar para la parte superior del cuerpo humano

Los robots se vienen utilizando en las líneas de montaje automotriz durante décadas. Ya en 1961, General Motors creó un robot industrial que realizaba tareas sencillas, como la soldadura por puntos, y no pasó mucho tiempo antes que otros fabricantes siguieran su ejemplo. En la industria automotriz actual, prácticamente existe un robot para casi todo, incluido el “Robutt” de Ford, encargado de probar la durabilidad de los asientos de un automóvil. Y justamente Ford es quien ahora probando algo nuevo con este nuevo dispositivo llamado EksoVest.

En lugar de una máquina completamente automatizada, EksoVest es un exoesqueleto auxiliar de la parte superior del cuerpo humano que ayuda a los trabajadores de una línea de ensamblaje a hacer su trabajo de manera más eficiente. Surgió de una asociación entre Ford y Ekso Bionics, una compañía que ha trabajado con BMW en el pasado, y tiene como objetivo reducir la posibilidad de fatiga y lesiones en el trabajo.

El novedoso dispositivo portátil ligero se eleva y sostiene los brazos de un trabajador, y puede ser utilizado por personas que midan entre 5 y 6 pies con 4 pulgadas de alto (entre 1.52 y 1.95 metros). La cantidad de asistencia oscila entre 5 y 15 libras por brazo, y aunque eso no ayudaría mucho en una pelea contra Hulk, sin duda disminuirá el costo físico de levantar los brazos 1 millón de veces al año, que es lo que Ford estima que muchos de sus trabajadores hacen.

“Esta colaboración con Ford nos permitió probar y refinar prototipos tempranos de EksoVest basados en ideas recogidas directamente de los trabajadores de la línea de producción”, dijo Russ Angold, cofundador de Ekso Bionics. “El resultado final es una herramienta portátil que reduce la tensión en el cuerpo de un trabajador, reduciendo la probabilidad de lesiones y ayudándolos a sentirse mejor al final del día, aumentando tanto la productividad como la moral”.

El EksoVest es actualmente parte de un programa piloto en dos de las plantas de Ford en EE. UU., Pero la marca planea expandir el programa pronto a Europa y Sudamérica. No es la única compañía que experimenta con tecnología inspirada en la ciencia ficción. En 2016, Hyundai presentó un exoesqueleto de alta resistencia que permite a su usuario levantar cientos de libras y, a principios de este año, Roam Robotics presentó un exoesqueleto hecho de espuma, plásticos y telas que ayuda a la gente común a lidiar con el trabajo pesado.

Fuente: es.digitaltrends.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *