Científicos logran detectar el alzhéimer a partir de un análisis de sangre

Científicos logran detectar el alzhéimer a partir de un análisis de sangre

Las enfermedades neurodegenerativas son una de las principales amenazas a edades avanzadas, y por este motivo los investigadores invierten mucho trabajo y esfuerzo en encontrar nuevos métodos de diagnóstico como nuevos tratamientos. Ahora, un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Estados Unidos) ha desarrollado un nuevo sistema que permite detectar el alzhéimer a través de un análisis de sangre.

Décadas antes de que las personas desarrollen sus síntomas característicos, como la pérdida de memoria y la confusión, en sus cerebros comienzan a producirse depósitos de la proteína beta amiloide, que se cree que es uno de los desencadenantes que contribuyen a la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

Anteriormente, se han llevado a cabo pruebas de sangre experimentales para diagnosticar dicha dolencia, pero lo cierto es que actualmente no se ha estandarizado este método y todavía es necesario utilizar otras técnicas para poder detectar la presencia de depósitos de beta amiloide en el cerebro. Una de ellas es la tomografía por emisión de positrones (PET), pero el problema de esta prueba es que resulta muy costosa y además tiene el inconveniente de que no está ampliamente disponible.

Otra de las alternativas para poder realizar un diagnóstico de alzhéimer es la punción espinal, pero este método es muy invasivo y hace falta un equipo médico especializado para llevarlo a cabo.

En el estudio participaron 41 personas de 60 años o más. El equipo analizó los niveles sanguíneos de tres tipos de beta amiloide para estudiar su relación con las placas que se acumulan en el cerebro. Sus resultados identificaron que 18 de los voluntarios no presentaba indicios de placas, pero 23 de ellos si daban positivo en beta amiloide, lo que indicaba que ya tenían pérdida cognitiva. Las pruebas PET y punciones lumbares corroboraron el diagnóstico.

La prueba de sangre facilita enormemente el trabajo, haciendo que sea más económico y sencillo de aplicar. “Nuestros resultados demuestran que este análisis de sangre puede detectar si la beta amiloide ha comenzado a acumularse en el cerebro”, asegura Randall J. Bateman, autor principal del estudio. “Podría ser la base para una prueba de sangre que identifique a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad”.

Ahora, el objetivo consiste en desarrollar otro análisis de sangre para detectar la proteína tau, que también está considerada como una de las causas de la enfermedad de Alzheimer. “Si también contáramos con un test para la proteína tau, entonces podríamos combinarlos y tener una mejor visión de quién se encuentra en un mayor riesgo de desarrollar alzhéimer”, afirma Bateman.

Fuente: computerhoy.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *