Amazon patenta un mini drone para encontrar niños extraviados

Amazon patenta un mini drone para encontrar niños extraviados

Imagina que vas paseando con tu familia por el centro comercial, o en el tumulto de una procesión y pierdes de vista a uno de tus hijos. Es una situación angustiosa que la mayoría de los padres han vivido alguna vez. ¿Qué hacer?

Lo normal es buscarlo a la desesperada con ayuda de la vista u otras personas. En un futuro próximo es posible que sólo tengas que sacar un drone de bolsillo, decirle: “busca a mi hijo”, y dejar que el mini robot volador se encargue del problema.

Amazon ha patentado un mini drone equipado con el asistente de voz Alexa que ya funciona, con gran éxito, en los nuevos dispositivos para el hogar Amazon Echo. Alexa reconoce el lenguaje natural para interpretar órdenes como “Pon música”, “dile a mi mujer que la cena está lista” o “compra la primera temporada de Narcos en Amazon”.

En la patente se especifica que el drone reconocería órdenes de voz como “encuentra mi coche”, aunque no explica el método para conseguirlo. Quizá realice algún rastreo de la matrícula o el GPS, o un reconocimiento visual a través de la cámara. El mismo método puede usarse para encontrar personas o niños extraviados.

También puede verse un dibujo en la patente que muestra las aplicaciones policiales de este mini drone de Amazon. Un policía llevaría el drone sujeto en el hombro, y recibiría las órdenes de voz a través de un altavoz colocado bajo el dispositivo. En la imagen llama la atención el gancho situado en la base del mini drone.

Debido a su pequeño tamaño el drone apenas puede transportar unos gramos de peso, y tampoco puede aplicar fuerza de arrastre al propio gancho. Quizá podría servir para sujetarse en otros lugares, por ejemplo en el portaequipajes de un coche, o en una mochila.

Puesto que se trata de una patente, no es posible saber cuándo este mini drone equipado con el asistente de voz Alexa llegará a las tiendas. Ni siquiera, si llegará a existir algún día. Muchas de las patentes que cursan las grandes compañías no se convierten en realidad.

Fuente: computerhoy.com





Síguenos en Facebook:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *